Gakuen Nozomi (学園 希)
¡Bienvenidos!



Gakuen Nozomi abre sus puertas para llevarlos a un mundo donde todo puede ser posible, un lugar donde no solo habitan humanos, una gran variedad de razas interactúan entre sí formando fuertes lazos de amistad, cariño, enemistad e incluso amor.

La academia Nozomi al igual que Kioto albergan a todas esas razas con la esperanza de que pese a sus diferencias todos se lleven bien y así la paz pueda reinar, más sin embargo hay quienes prefieren intentar sembrar el caos, es allí cuando se verá que tan unidos podemos estar todos.

Ya sea que naciste en esta hermosa ciudad o que te mudaste hace poco te garantizamos que nunca faltará la diversión, la aventura y las luchas entre el bien y el mal.


¡Juntos disfrutemos de este maravilloso lugar!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ethereal Cosmos - Élite (Cambio de botón)
Jue Nov 16, 2017 7:12 pm por Invitado

» Descendants Of The Sun [Normal - confirmación]
Jue Nov 16, 2017 3:47 pm por Invitado

» Omegaverse World ROL YAOI [Confirmación normal]
Jue Nov 16, 2017 8:47 am por Invitado

» Oshiro | ID
Mar Nov 14, 2017 10:52 pm por Oshiro Fuyuki

» Abrazo, Beso o Patada
Mar Nov 14, 2017 10:30 pm por Oshiro Fuyuki

» Lacrim Tenebris - [Normal - Confirmación]
Mar Nov 14, 2017 3:08 pm por Invitado

» {Confirmación normal} Devil Within +18
Vie Nov 10, 2017 4:50 pm por Invitado

» ¡Hola!
Mar Nov 07, 2017 3:10 am por Leonard Keller

» Registro de Físicos
Lun Nov 06, 2017 1:08 pm por Erza Scarlet

» Reglas del Rol
Dom Nov 05, 2017 8:40 pm por Oshiro Fuyuki

» Reglas del Chat Box
Dom Nov 05, 2017 8:40 pm por Oshiro Fuyuki

» Reglas Generales
Dom Nov 05, 2017 8:39 pm por Oshiro Fuyuki

» Registro de Estudiantes
Dom Nov 05, 2017 4:56 pm por Koizumi Sayo

» Llegando tarde {Libre}
Dom Nov 05, 2017 4:48 pm por Koizumi Sayo

» Dulce o Truco [Especial de Halloween]
Dom Nov 05, 2017 4:10 pm por 学園 希

» Losian Edel { Confirmación Normal }
Dom Nov 05, 2017 2:13 pm por Invitado

» Ephemeral Academy — Confirmación.
Dom Nov 05, 2017 2:11 pm por Invitado

» Sayo || ID
Dom Nov 05, 2017 9:59 am por Erza Scarlet

» - Cromulent University [Normal - Confirmación]
Sáb Nov 04, 2017 7:43 am por Invitado

» Twisted Fairytales [Confirmación élite]
Vie Oct 27, 2017 12:05 pm por Invitado

¿Sabías qué...?
¡Búscanos en Facebook!





Estadísticas
Tenemos 35 miembros registrados.
El último usuario registrado es Oshiro Fuyuki.

Nuestros miembros han publicado un total de 695 mensajes en 259 argumentos.
Créditos



La temática de este foro es exclusiva creación de los administradores del mismo, la historia y ambientación son producto de su ingenio.

Las imágenes así como las tablas y tablillas usados para los registros, temas y demás pertenecen a sus respectivos autores.

Los temas e historias escritos dentro del foro son exclusivos a la autoría de sus creadores.

Agradecemos a todos nuestros usuarios por apoyarnos siempre y permanecer a nuestro lado. Todos juntos digamos NO al plagio.

Agradecemos a ForoActivo de Asistencia por la ayuda prestada para la creación del foro, sin su ayuda y tutoriales jamás habríamos logrado esto.

Crear foro
Afiliados
VIP
Afiliados Élite (Actualizado 28/09/2017)
Normas
☻ Recuerda que la afiliación debe ser mutua o de lo contrario no se realizará.
☻ Debes de realizar la solicitud el el apartado correspondiente al igual que las confirmaciones, eso evita confusiones.
☻ Si quitas nuestro botón de tu foro eliminaremos tu afiliación sin posibilidad a recuperarla.
☻ Cada foro afiliado debe ir en una ficha diferente, no puedes poner dos en una sola.
☻ La afiliación normal y la élite no tienen límite de cupos pero la VIP si, solo habrán 6 afiliados VIP.

Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Jue Ago 17, 2017 2:24 am

La lluvia caía un poco más fuerte, el chipoteo de las gotas se iba incrementando conforme ambas féminas se acercaban a el lugar donde ahora Beatrice viviría, seguramente iría por sus cosas a la cantina donde trabajaba por la noche y le explicaría a el dueño que se quedaría en la casa de prometido, algo completamente normal ya que hasta donde tenía entendido le había explicado que a eso venía a Japón a encontrarlo. Beatrice tomaba la mano de Erin con fuerza y la miraba por el único ojo que poseía, ella era más alta que la peli violeta y de cierta manera le hacía sentirse segura a lado de ella, una imponente mujer que a pesar de solo poseer una bata de hospital y una chamarra negra aún lucía elegante y con porte. A diferencia de la pequeña Erin quien seguía con su uniforme de enfermera, medias blancas y botas, todo completamente empapado por jugar en la lluvia hace unos minutos y calles atrás. Hizo una mueca y miró a la albina un poco aburrida. – ¿Falta mucho Erin? Tengo miedo que amanezca… esta ropa no me protegerá del sol… - Apretó su mano inconscientemente de la contraria y suspiró, ella solo servía para cazar en la noche y por la mañana solo podía salir utilizando una sudadera con la capucha puesta, pasando por los callejones y lugares oscuros. –Descuida no me estoy quejando… loba solo espero que no te arrepientas de tenerme en tu casa, soy un poco desordenada y despistada… en fin me prepararon para ser tu dama, puedo cocinar muy bien aunque yo no lo coma, labores domésticas se supone que tendríamos sirvientes… - Se agachó de hombros estaba nerviosa, tenía miedo a fallar con el rol que ahora cumpliría una esposa postiza, después de todo habían quedado que solo se acostarían y cada quien por su lado, mordió su labio al pensar en esto… claramente fue el trato que ella ideo pero se estaba arrepintiendo por alguna razón.

–Una vez que suceda lo que tiene suceder ¿Invocarás a Arturia Kiel? ¿Tú también me ves como una niña caprichosa? Arturia quizás sea valiente y una fuerte guerrera pero su tiempo en la tierra ya pasó… no es justo que busques a una mujer muerta… - Pensó y sin querer su ceño se frunció, definitivamente Pendragon era uno de los temas que más odiaba tocar con Kiel, quizás lo mismo pasaría si ella mencionará a Zadkiel el hermano de Kiel, con el que nunca tuvo más allá de miradas que delataban el interés del uno por el otro, pero eran demasiado jóvenes como para concretar algo, además de la insistencia de Albert hacia que conviviera más con Kiel, la albina que ahora la acompañaba siempre fue su dilema.

Dejó de caminar en cuanto sintió que Erin se paraba enfrente de un establecimiento “El Rincón de la Rosquilla”, se le quedó viendo a la albina que al igual que ella estaba empapada. –Vaya… tiene un nombre muy tierno tu local para ser tú Kiel- Añadió en tono burlón y en su rostro se decoró una pequeña sonrisa. Espero a que abriera la puerta la albina y su botón con el cual provocaba a la gente sumándole que estaba feliz estaba presionado así que era momento de joder. –Oye Kiel ¿Dónde dormiré? ¿Contigo en tu cama? O me mandarás al sillón… - Fingió una voz tierna para luego echarse una carcajada, sinceramente le daba igual donde quedarse,  esa noche no tenía la intención de seducir a la albina simplemente quería estar cerca de la puerta, el agua le advertiría si había algún intruso, el agua sería su arma si la otra vampira vendría a reclamar lo que era suyo. –No te dejaré maldita perra… Kiel es mío – Pensó mirando la puerta y sintiendo si el agua le susurraba algo, por ahora nada. –Jejeje ya hablando en serio Kiel si estás cansado ve a dormir yo puedo cubrirte esta noche… velaré tu sueño, salir del hospital y más que eso de un coma... prometo quedarme a lado de la puerta por cualquier cosa, como lo mencione te protegeré… -Le dedico una sonrisa sincera y toco su ropa mojada. –Aunque por ahora… eso de ser perro guardián je… ¿me prestas algo de ropa? –Sonrió traviesa y espero la respuesta de su prometida ante su petición, la verdad es que su ropa escurría como la de Erin quizás lo más apropiado era cambiarse por ahora antes de matar a la zorra que mordió a su prometido. Se quedó contemplando el lugar un rato, estaba un poco polvoriento por los días que Erin estuvo fuera pero casi podía adivinar que este sitio relucía de limpio, la temática victoriana y los vidriales hacían notar el buen gusto que tenía Kiel, casi podía decir que su lado femenino se había desarrollado aún más notó algunos pasteles aún en el refrigerador finamente decorados, miró de reojo a Erin pensando que ella era increíble por hacer ese tipo de cosas que quizás requerían tiempo y sobre todo paciencia -Te haré un pastel cuando te liberé de la vampiresa - pensó y sonrió de una manera infantil, a pesar de ser muy burlona poseía un lado detallista quitando su brusquedad.
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Erin Framboch el Jue Ago 17, 2017 1:00 pm

Erin caminaba con Beato de la mano buscando ocultar que se sentía fatal. El solo pensar que llegando deberían volver a salir para cazar a Cartoon le tenía algo agobiada. Caminaba con una mano en la bolsa en la bolsa de la chamarra que le había prestado Beato y esta olía a ella. Tenía un aroma dulce que le resultaba reconfortante y el agua de la lluvia le resultaba reconfortante mientras la misma recorría todo su cuerpo. Ambas estaban empapadas y pronto Beato comento  que si estaban ya cerca del sitio a lo que la albina le miro –Si estamos cerca tranquila. Aún falta mucho para que amanezca- le vio de arriba abajo –te sienta bien la ropa de enfermera – en ese se detuvo y la soltó un momento tras sentir ese apretón en su mano. Se bajó el cierre de la chamarra se la quito de forma elegante y se la puso para cubrirle los hombros –no la necesito más y tu sí. No me enfermo por  mi naturaleza lycana pero por muy vampiro que seas creo tú si puedes enfermarte.- esto era una mentira Erin si podía enfermarse pero estaban cerca y le nació el deseo de ser caballerosa con Beato. –Nunca me he arrepentido de lo que decido. Por algo pienso quizá de más las cosas por lo de la cocina  no te apures yo suelo ocuparme de eso y de las labores de la casa- recuerda que astolfo es un desastre también y seguido debe limpiar además de la Sra Jones que suele ir a hacerle el aseo y demás cosas. No es formalmente su sirvienta pero es como si lo fuera. –además hay una mujer que suele ayudarme a hacer las labores de la casa dado que es algo grande…- comento mientras tomaba de nuevo su mano y comenzaban a caminar de nuevo aunque notaba a su acompañante algo  pensativa y ausente.

Tratando de hacer algo de plática le vio –Una dama eh. Hubiese sido interesante verte  siendo la señora de la casa.  Bueno  lo eres en mi casa así que siéntete cómoda…sobre lo de desordenada no te preocupes aunque yo suelo ser bastante ordenada- comento y le vio de reojo –Supongo que es una buena balanza ese aspecto o imagina nunca encontraremos nada si amabas fuéramos desordenadas- ahora asentía curiosidad por ver a Beato siendo la mujer de la casa y quizá por ello le dijo que podía serlo aunque se sentía en cierto modo apenada de ello

Cuando finalmente llegaron al sitio. Erin decidió que entrarían por la panadería porque era la entrada que le quedaba más cerca y tras oírla arqueo una ceja –De echo yo no elegí el nombre me temo. Si por mí fuera solo se llamaría panadería y ya….pero insistieron que sería más atractivo ponerle así-  La albina abrió la puerta con cuidado y el sitio aunque algo empolvado olía aun a pan y levadura. Así ambas entraron y Erín cerró la puerta tras de sí. Después escuchó sus palabras a lo que abrió sus ojos la albina sin saber que decirle. Se había puesto nerviosa y cuando iba a responder la chica solto una carcajada aludiendo que era una broma si mientras ambas goteaban agua en el suelo de madera Beato añadió que  debería descanzar  palabras que la albina deseaba escuchar. Asi Beato se ocuparía de custodiar la casa a lo que Erín le vio – Deberías descansar igualmente. La casa posee una barrera que me alerta cuando alguien llega al sitio así que puedes estar tranquila. Te tomare la palabra- comento y la escucho referirse a su ropa a lo que se acarició la barbilla un momento –no tengo demasiada ropa pero puedes ponerte lo que gustes de mi guardarropa- luego de esto camino hacia la puerta que llevaban a la casa –ven te guiare…por cierto Beatrice. – se quedó callada un momento –esta casa ahora es tu casa puedes dormir donde quieras  solo no hagas mucho revuelo por ahí paran que la señora Jones no deba trabajar demasiado-  le vio –no eres un perro guardián eres mi invitada en este sitio y bueno después de todo será las madre mi hijo- comento pensándolo un poco –así que  parte de mis cosas son tuyas por derecho…-  la albina solo veía como Beato parecía observar todo el lugar mientras se recargaba en el soporte de la puerta  después de unos momentos  añadió –deberíamos subir ya…- tras decir esto y sin poder soportarlo más la albina solo se derrumbó hasta el suelo y comenzó a respirar agitado de nuevo cerrando sus ojos –lo…lamento…- dijo y llevo su mano a su cuello desde a medio camino se sentia asi por la lluvia no se notaba el sudor pero ya no pudo soportarlo. –arde de nuevo…-  sin duda lo estaba pasando mal se había dado un buen golpe al caer. En la habitación del hospital la enfermera original estaba bañada en sangre en el suelo y cartoon  susurraba unas palabras lo que hacían que el ardor en el cuello de Erín fuera intenso. Podía percibir el aroma  de una vampira más y eso le cabreaba de sobremanera por lo que hacía su labor de hacer más agudo el sufrimiento de la albina la cual sin más comenzó a quejarse estando en el suelo.
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Jue Ago 17, 2017 7:49 pm

El caminar a lado de la albina era agradable para Erin quien escuchaba con atención cada palabra que está le decía, ya que ella era un hombre de pocas y Beato se daba el gusto de saber lo que pensaba la ajena. De niños jamás se habían dicho más que un hola, adiós, preguntarse cosas tan mundanas pero nada fuera de lo común. La tranquilizaron sus palabras cuando ella menciono que estaban cerca, el amanecer pesé a que era hermoso para muchos eran las cosas que detestaba la peli violeta prefería más ver el atardecer y la luna llena era algo que la hipnotizaba. Notó como la miraba de arriba abajo Kiel, y le sonrió con cierta picardía al recibir ese extraño pero honesto cumplido. No es como la albina cuando era hombre se fijará mucho en el sexo opuesto, pero ese conjunto el cual llevo desde que su prometida estaba en coma, hizo suspirar a más de uno en el hospital a lo cual Beato simplemente ignoraba pero ahora… la chica se sonrojo. –Gracias… si te gusta puedo usarlo más seguido en casa… -Le guiñó el ojo y sonrió nerviosa ante su prometida quien se estaba comportando de una extraña pero de cierta manera Beato no quisiese que fuese de otra forma, en un acto de caballerosidad le regreso su chamarra, la peli violeta sonríe de medio lado.

-Kiel no tienes que hacerte el fuerte solo porque estás conmigo… - se pegó más a ella al caminar par que no pasará frío de cierto modo le agradaba que ella fuera protectora, pero por igual no quería que enfermará, sabía que la albina era orgullosa y no pediría ayuda abiertamente como se lo había dicho Albert en más de una ocasión pero ella no dejaría de protegerla por simple gusto, recordó la breve sonrisa que tuvo hace unos momentos en el hospital. –Deberías sonreír más seguido Kiel… sé que no te consideras hermosa, hermoso… pero yo si te consideró así y cuando sonríes aún más… - Soltó sin pensarlo y una vez visto que se sinceró se puso roja como roja como un tomate el cual se ocultaba en la oscuridad. Aún la albina le daba seguridad al caminar y la escuchaba expresarse acerca de que ella cocinaba, Beato infló las mejillas ya que ella había sido entrenada para ser una dama ejemplar, pero parece ser que Kiel no se lo dejaría tan fácil, aunque su independencia de cierta forma hacían que Beato quisiese ayudarlo aún más.
Escuchó su comentario y la miró con curiosidad en cuanto menciono que este hubiese querido verla de dama de casa. –Desde banquetes, arreglos florales, como tratar a la servidumbre, maquillaje… y bueno acá entre nos Albert me enseñó un poco de defensa personal, utilizar armas de fuego, espadas y por supuesto armado de bombas… digamos que tu mujer hubiese sido una ama de casa excepcional. –Añadió en tono de broma y sin querer se preguntó que pudo haber pasado si se hubieran casado y tuvieran que vivir juntos. Bien por ahora sabría qué pasaría si vivieran juntas, siendo polos opuestos. –Menos mal que tú eres el ordenado, si no nuestra casa parecería todo un chiquero… - Sonrió animada, la verdad le entusiasmaba mucho que Erin mencionará sobre la balanza que ambas lograban, el que la albina la integrará y hablará de ambas como algo la ilusionaba mucho aunque en su travieso semblante no fuera tan notorio.

La breve historia del porque el nombre de la panadería se le hizo gracioso, quizás el marketing o alguien bastante mono le puso así, Erin no era de la que llamase lindo a las cosas o a las personas bastante directa y hasta cierto punto eso le gustaba mucho a Beatrice. Le sorprendió mucho que ella no dijera  nada acerca de dormir juntas a lo que Beatrice hizo un puchero bastante infantil, quizás se había pasado de lista con su broma, aunque muy en el fondo hablaba en serio. De nuevo Kiel quería que Beatrice se acomodará en la casa y estuviese tranquila. –Kiel pero igual el agua me avisará si algo se acerca… no quiero que nada te pase… -Menciono en un tono chillón y se agacho de hombros, temía por la vida de ambas y más que la de ella por Erin, los vampiros aunque eran una raza demasiado territoriales, un claro ejemplo era ella. –Bueno iremos a cambiarnos y discutiremos de la guardia. –Añadió sin mucho ánimo solo quería que la albina estuviera bien y no se arriesgara, la siguió y escucho lo que la albina le decía prácticamente le dio permiso de dormir donde quisiera, sin siquiera pensarlo tomo a la chica del brazo y lo abrazo. – En ese caso dormiré contigo Kiel… vamos será divertido… -Sonrió denotando travesuras en sus pensamientos y ganas de fastidiarla un poco todas las noches antes de dormir. –Aún soy tu prometida y es mi derecho… además prácticamente llevo noches durmiendo a tu lado y no te quejaste… buen el coma no cuenta, sé que lo mencionarás pero no te quejaste… -Infló las mejillas y dejó que Erin la guiará a su cuarto para cambiarse de ropa en cuanto sintió como la albina la soltó, su semblante denotaba dolor, mucho dolor y se desplomo, a lo que Beatrice por instinto reacciono y se puso a su lado. –Kiel, Kiel … ¿Qué sucede? – Notó como pedía disculpas y se tocaba el cuello con desesperación. –Esa maldita perra… te está haciendo esto…-Sentencio con el ceño fruncido y sintiendo impotencia por no tenerla enfrente y asesinarla sin piedad. –Perro de la oscuridad, mi único deseo en esta noche es encontrar y destruir bastardo, cumple mi deseo y habrá un mar de sangre en tu nombre. –Menciono Beatrice bastante enfurecida porque la vampiresa lastimaba a Kiel quizás por rabia de no encontrarla. La sombra de  Beato desapareció y salió de la casa a toda prisa, olfateando hacia donde se sentía la presencia vampírica.

Mientras Beato tomaba la mano de Erin e intentaba consolarla, sudaba mucho y el dolor no se iba. –Ese perro se tardará el hospital no está cerca, tengo que hacer algo- Pensó y por instinto creó otra daga de hielo con el agua que caía de ambas. –Erin… por favor no mueras- Le suplicó y tomó la daga abriéndose una herida en el cuello manchando su uniforme de sangre. Ayudo a Erin a sentarse y esta se volvió a subirse en las piernas de la albina sentándose de frente a ella, posó la cabeza de su prometida en su cuello, más que nada acercó la herida auto infringida en la boca de su prometida. –Come Kiel… por favor… mi sangre es lo único que aliviará tu dolor… -Dicho esto la abrazo contra ella y espero que está se alimentase, aunque sentía dolor en ese momento no le importaba no pensaba en otra cosa que no fuera Kiel.  
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Erin Framboch el Sáb Ago 19, 2017 2:08 am

Erín estaba tranquila pese al ardor que la aquejaba. La lluvia le relajaba un poco aunque sin que ella lo notara la herida de los colmillos estaba levemente hinchada y venas moradas diminutas salían de ella, “Maldita Cartoon…ya te has dado cuenta” pensó unos momentos mientras inconscientemente apretaba la mano de la vampiresa. Fue el momento en que su acompañante hablo. Kiel le respondió y tras esto la vampiresa se sonrojo aunque la oscuridad no permitió que Erin lo notase. Tras la respuesta de Beatrice la albina se puso un poco nerviosa –Puedes hacerlo si te apetece- lo cierto es  que se sonrojo también pero en verdad fuera de la situación cuando le vio sobre ella en la cama no pudo evitar sentir una leve excitación. Después de todo es una mujer muy hermosa y esa ropa hacia lucir su figura de forma espectacular. Pudo ver ese guiño y sonrisa nerviosa en Beatrice y pensó que   hasta cierto punto con Arthuria no fue así. Beatrice le hacía sentir algo extraño y diferente deberá  tratar de entenderlo.


Cuando erin le dio la chamarra beato pareció ponerse feliz y se repago a ella diciendo que no tenía que hacerse la fuerte a lo que la albina le vio  y entonces le abrazo con su mano fría por la lluvia –Lo mismo digo. No te hagas la fuerte- aquello solo lo hizo  igual sin saber bien la razón pero aunque sonara extraño estando con ella tras oír sus palabras se sentía por primera vez protegida y era algo irónico. De niños el siempre defendió a Zadkiel  y cuando se hizo mercenario sucedía lo mismo el siempre estaba en pie de guerra por otro lado cuando apareció Arthuria luchaban a la par pero ahora que se sentía vulnerable beato le cuidaba y se sentía relajada. Tranquila algo desconocido segura y en cierto modo dependiente a ella. Sin embargo pronto la sacaron de sus pensamientos cuando ella le dijo que le había gustado su sonrisa a lo que Erin solo pensó un momento –A decir verdad Beatrice. Era la primera vez que sentía una razón para hacerlo- comento algo seria como dándole a entender que estará en sus manos darle más razones para sonreír –Gracias por considerarme hermosa- Antes lo había oído y muchas veces y no era mentira. Muchas mujeres y hombres le consideraban hermosa aunque ella solía molestarse con ello pero con Beato todo era diferente no le molestaba en cambio le daba una sensación de fragilidad que no había sentido- -Tu también eres muy hermosa.- comento algo sonrojada mientras miraba a la calle opuesta –cuando te vi…me quede helada no por miedo lo confieso…- sino por lo linda que se veía pese a su maliciosa mirada y no sabia que hacer en ese momento…claro hasta que vio sus colmillos.


Ya cuando se calmó  y hablaban sobre las labores de la casa y demás detalles mientras un carro pasaba cerca  andando algo más lento al verlas quizá pensando que hacían dos mujeres a esta hora una enfermera y una semidesnuda pero tras que Erín le mirara de forma fría este siguió su camino. Erín miro a beato con las mejillas infladas. Interpretaba que quizá la había molestado así que sintió la necesidad de explicarse –Bueno es que viví sola muchos años- fue lo único que agrego y la chica agrego que estaba feliz que fuera ordenado o su casa sería un caos a lo que Erín le miro arqueando una ceja levemente siendo algo afable.  


Estando en la panadería Beatrice insitia en que su control sobre el agua podría ayudarles mucho y ahora que lo pensaba vaya que podría ser útil ese manejo y cristalización del elementio que posee aunque  no lo pensaba bien los síntomas de la fiebre de nuevo la aquejaban aunque no lo demostraba y el sudor  era disfrazado por el agua. Aunque trataba de demostrar lo contrario con sus ademanes  tono y movimiento de hombros claramente Beatrice estaba preocupada por ella y  erin solo respiraba levemente  pensando que  ya quería subior a lo que asintió a sus palabras –vayamos al closet. Esta arriba – comento mientras le indicaba caballerosamente que avanzara hacia dentro de la casa dejando la panadería. Ya cuando la albina refirió que podía hacer y dormir donde quisiera  Beato dijo que deseaba dormir con ella mientras abrazaba su brazo de forma mona y coqueta situación que dejo asombrada a la albina quien solo se rasco una mejilla levemente con su mano. Iba a responder pero Beatrice añadió que era su derecho como su prometida y que además durmió a su lado cuando estaba en coma  y de nuevo antes de que respondiera la chica se adelantó a sus palabras lo que dejo pensando a kiel si esta leía la mente o algo.  –Es…está bien Beatrice. Si así lo quieres no hay problema- dijo sin mirarla a los ojos sintiendo de nuevo aquella sensación que le invadió cuando la beso por su cercanía y su tacto.


La escaleras parecían eternas a cada paso que la fémina daba “porque estoy aquí” se preguntó mientras caminaba por el pasillo con ella “solo para sufrir” abrió la puerta de su cuarto lentamente dejando ver una habitación victoriana con cuadros y chimenea incluso un par de estanterías con libros y una cómoda con  varios papeles en ella claro con su cama matrimonial con  ropas moradas de un hermoso aspecto. “Cada noche. Lo siento en mi mano” se vio un momento la mano “lo siento en…..” en ese momento no pudo evitar dotar a Beatrice y colapsar en el suelo tras un quejido azotando sobre la fina alfombra de rombos negros y blancos. Y no había soportado más y podía oír palabras como si fueran susurros. Era la voz de Cartoon esa maldita era fuerte. Beatrice se acercó de inmediato mientras la albina se quejaba y sobaba el cuello  entonces se podía notar que estaba sudando demasiado de nuevo- Pudo medio escuchar unas palabras que la chica dijo pero su conciencia comenzaba abandonarla de nuevo- es…fuerte. Hu…huye beato…déjame aquí- comento y respiro agitado –o toma lo que viniste a buscar antes que me mate…- beato no le soltaba la mano en eso escucho que no quería que muriera lo que le regocijo un poco pero noto como ella se hería.


Las gotas de sangre caían manchando el blanco uniforme de la joven  -Be….be…que…haces…- dijo mientras esta le ayudaba a sentarse y pegaba su rostro a su cuello mientras oía que solo eso le ayudaría a calmarse. Su vista se nublaba y pronto antes de perder la conciencia  acerco su boca a su cuello y comenzó a beber sangre casi pierde el control pero tras beber y un poco se separa sola manchada de sus labios con este líquido con un extraño brillo purpura en sus ojos – así que eres tu- dice arqueando una ceja –Mi ganado….lo recuperare- comenta Erín y pone una expresión de enojo pero en ese momento Erín se agarra la cara y  ve a beato acariciando dulcemente su rostro –eres bella Beatrice…Perdoname por hasta ahora tener el valor para de...- dicho esto cierra sus ojos y queda inconsciente en sus manos.  
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Dom Ago 20, 2017 11:49 am

Hace unos momentos se encontraban platicando tranquilas, diciéndose cumplidos y siendo de cierta forma lindas una con la otra. Los cumplidos que recibió no se comparaban con la desesperación que ahora sentía, el dolor en el cuello de su prometida era devastador y lo único que se le ocurrió a Beatrice fue desaparecer su sombra y acercarse a la albina para ofrecerle su sangre. La sangre brotaba y Erin la recibió, Beatrice no pudo evitar sentirse levemente excitada al sentir los labios de albina en su piel, su cuello era demasiado sensible, el que ella lamiera, bebiera el líquido vital de Beatrice la hacían suspirar y sonrojarse de sobremanera. –No es tiempo de pensar en tonterías Beatrice- Pensó y entrecerró los ojos, sentía muchas cosas en ese pequeño momento pero hacía algo que no había hecho antes no ser egoísta. –Sigue bebiendo Kiel… - Musitó y sintió como la albina se alejaba mostrando una mirada ajena a esta. –Este ganado es mi marido maldita zorra… así que  lo tomaré como personal hija de puta – Le menciono de forma seca usando como medio a su prometida. Sintió la mano de la ajena acariciándole el rostro y en cuanto quiso disculparse la albina se desvaneció. – Kiel… no te mueras, por favor no me dejes otra vez… -Musitó y abrazo a Kiel, seguía hirviendo en fiebre, poco a poco la levantó usando su fuerza vampírica y la cargo hasta llevarla a su cama.

-Aún respira, aún…tengo miedo… Kiel… porque, tengo miedo de perderte… yo… - Pensaba al colocarla en la cama. Intentaba aclarar sus pensamientos  para poder reaccionar adecuadamente, ella era impulsiva demasiado por otro lado Erin era bastante lógica y usaba su razonamiento a la hora de resolver un problema. Optó por dejarla en la cama, cambiarla y controlarle la fiebre con trapos fríos. Lo primero de verdad le costó trabajo realizarlo, el quitarle la ropa la hizo sentir demasiado extraña, solo llevaba la bata de hospital y debajo absolutamente nada, se sonrojo mucho al hacerlo, tuvo que intentar pensar en muchas cosas ajenas a la situación para no quedarse embobada contemplando el delicado cuerpo de Erin, era muy pálido su test de piel, sus curvilínea forma, de piernas largas, y pecho bastante grande (esté último si hizo sentir a Beatrice que el suyo era diminuto a comparación a la diosa que tenía en frente). –Y dices que no eres hermosa Kiel. –Musitó y buscó rápidamente algo con que cubrirla en el gran armario de la albina, optó por una camisa roja y un short negro, que tenía arrumbados estás prendas las escogió no por su gusto por la moda, si no que impedirían que el calor llegase más a su cuerpo, sabía que pasando los 38 grados las convulsiones y muerte de las neuronas biológicas era algo inevitable. Busco algo que pudiese romper una camisa blanca del closet la cual improvisó como pequeños pedazos de tela los cuales mojo con agua del baño privado de Erin, y se los colocó en la frente el pecho, en las piernas y en el vientre, intentando regular la temperatura de su prometida. – Kiel no mueras, no te lo perdonaré cabron… eres más fuerte que esa vampira de quinta… vamos no te mueras… -Comentó con voz quebrada estaba al borde de caer en desesperación la temperatura se mantenía, pero sabía que la maldita vampira no se detendría hasta matarlo.

Mientras tanto en las calles una sombra se movía y poco a poco se materializó en forma de un perro negro con seis ojos en la frente corriendo a toda velocidad en dirección del hospital. Gruñía y mostraba su colmillos afilados, dispuestos a clavarlos a quien lo detuviera a esas altas horas de la madrugada. Por fin llego al hospital y esté entro por la puerta principal, unos oficiales quisieron detenerlo disparándole las balas entraron por su cuerpo y como entraron salieron, el perro sonrió mofándose de la autoridad del hospital y  simplemente extendió su sombra devorando de un solo mordisco a los oficiales los cuales agonizaban en su interior. Este acto le hizo entender a los que reguardaban el hospital que iba a ser difícil ponerle alto a ese can sobrenatural. Este subió hasta el cuarto piso a la habitación donde la sangre se sentía más la presencia vampírica. De repente su forma de can se desvaneció y un hombre alto con traje rojo, botas, sombrero y gafas apareció, su cabello era negro y su sonrisa lobuna decoraba su pálido rostro, este hombre era la representación jovial de Albert. Entró a la habitación y sonrió más burlón al ver a la enfermera de turno en un mar de su  propia sangre. –Que sádica es mi objetivo, esto se tornará divertido gracias ama… por darme tiempo para jugar- Pensó y sin meditarlo mucho sacó un arma muy grande sobrenatural apodada Casull 0.45 la cual solo demonios especiales podían manejarla debido a su impacto y peso.  Volteó rápido y lado de la enfermera se encontraba una niña de cabellos blancos musitando un hechizo, parecía tierna y usaba una máscara de una caricatura que el azabache no reconocía a él le encantaban las mujeres más no las cosas infantiles. Apuntó cuando esta estaba entrada en su hechizo quizás el que hacía cabrear a su ama Beatrice y musitó  con una sonrisa tétrica aquel can de sombras. –Un regalo de mi ama Beatrice – Disparó y  la bala le atravesó en medio de los ojos a la vampiresa albina quien se encontraba absorta en su propio hechizo como para contratacar o eso pensaba aquel hombre.

Al ver como se desplomó se sentó en la cama y continuando con la sonrisa y actitud despreocupada. –Vamos perra eso no es nada para ti regenerate y haz esto mas divertido… no me hagas reír que una basura como tú dio tanta lata a Beatrice y al estúpido de Kiel y un simple disparo te mato... levantate y demuestra que eres más que una simple basura. Demuestra tu linaje vampirico y no solo apariencias...  – Le ordenó al cuerpo de la chiquilla que quizás solo fingía hacerse la muerta, Schrodinger era así odiaba las ordenes de Beatrice apenas y la toleraba pero le encantaba las peleas contra rivales fuertes y esa niña… hace unos momentos hizo retorcerse de dolor a Kiel, quien en las memorias de Albert era un niño prodigioso en la magia y ahora quedaba reducido a una dulce señorita que se retorcía en una cama de dolor, por una simple ghoulización.
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Erin Framboch el Mar Ago 22, 2017 2:35 pm

“esta sensación de vulnerabilidad. Esta sensación de muerte….” La albina entre miraba a  Beatrice y detrás de ella podía ver una oscura sombra. ¿Acaso es la muerte? Su destino era morir en ese momento. Por alguna extraña razón ajena a lo que conoce no deseaba hacerlo y cuando recibió aquella oportunidad por parte de Beatrice  le miro la herida  apretando un poco los dientes sintiéndose aún más vulnerable pero  estiro su lengua lamiéndola lentamente regocijándose con el sabor de la sangre de Beato. Sabia a gloria e incluso sus instintos lobunos se manifestaban un poco por lo cual le abrazo con algo de fuerza mientras sus labios se depositaban en la herida y cerrando sus ojos chupaba de la sangre de la fémina sintiendo una sensación de excitación que recorría todo su cuerpo. A  su vez podía sentir que Beato estaba un poco inquieta  aunque por la fiebre no asimilaba del todo lo que pasaba. Ante la respuesta de Beato cuando esta le respondió a Cartoon esta solo sonrió –vaya. Así que compartes tradiciones con la inútil reina actual…los humanos solo son ganado  métetelo en la cabeza y  esta humana es mía ahora a menos que me liquides claro. Suerte con eso por ahora vela sufrir más y más poco a poco ella deseara mi sangre y no la tuya-  justo en ese momento cartoon rompió el enlace y la mente de Erín colapso desmayándose en brazos de Beato. Esta solo se aferró a la albina pidiéndole que no se muriera y la dejara de nuevo sin embargo supo que no había muerto puesto que aún se quejaba un poco. Así está la levanto y la llevo a la cama.


Beato contemplo a la albina una vez estuvo en la cama respirando algo agitado pensando en las sensaciones que le recorrían al parecer no odiaba tanto  al magus como pensaba y cuando comenzó a retirarle aquella bata manchada en sangre pudo notar su delicado cuerpo  de piel blanquecina algo que la éxito de sobremanera  dándose cuenta de lo hermosa que es. Así de forma delicada la aseo y limpio la sangre que tenía en sus labios mientras por la misma   Erín comenzaba a calmarse aunque le tomaba algo más de tiempo que la última vez. Beatrice sentía una desesperación enorme acompañada de una gran impotencia mientras atendía a la albina. Tomo una blusa y la rompió para ponerle ungüentos de agua por todo el cuerpo y le vistió con un short y ropa cómoda que le permitiese estar tranquila mientras esperaba a su lado y le decía que tenía prohibido morir. Como si pudiese escucharla la albina solo susurro su nombre entre el alucín que tenía. Erín se veía a si misma en un valle de sombras y ante ella estaba su versión masculina –Realmente crees que puedes solo olvidarte de todo- le dijo esta a lo que la albina solo fijo su mirada en ella. Kiel  saco una espada y la albina estaba desnuda sin armas –deberás vencerme  no te será difícil. Así como mataste a Zadkiel. Así como abandonaste a Beatrice y dejaste morir a Arthuria…- Junto a su alterego estaban Zadkiel, Beatrice, Arthuria y muchas personas más ante la mirada de la albina –Esto solo es una ilusión creada por esa vampira –dijo bajo a lo que alter ego le respondió –quizá pero esto es algo que vives día a día la culpa sobre tus hombros no a bajado sino aumentado…o me equivoco Erin?


En el hospital la noche estaba en su máximo apogeo. El sitio estaba envuelto en brumas y la zona donde había estado kiel más bien el piso  todos estaban sumidos en un profundo sueño exceptuando la desdichada enfermera que masacro Cartoon  por la molestia de no ver a su presa en su sitio. Así una sombra se materializo  en el lugar  abriéndose paso hasta la habitación done en medio de un aura rojiza la fémina meditaba con una máscara  de un personaje de dibujos animados, coraje el perro cobarde, era el elegido por la fémina quien estaba ahí sentada sin embargo de momento sintió algo. Se giro y a su espalda noto una sombra pero en ese momento recibió un tiro entre las cejas directo en la cabeza con una gran fuerza lo que la derribo al instante dejando caer su máscara al suelo y  dejando un charco de sangre a su alrededor.


De momento  Erín se relajó   tranquilizando por completo su expresión ya durmiendo con tranquilidad quizá para alivio de su prometida. En su visión Erín se vio rodeada por todos pero cuando iban a Lincharla todo se disipo…quedo de pie observando como todo se disipaba –quizá le deba esto a Beatrice…..- susurro en el sueño sin embargo no pudo evitar pensar en lo que le había dicho su alter ego. Por otro lado en el hospital El enviado de Beatrice estaba sentado en la cama donde kiel había estado y en esta aún estaba la chamarra ensangrentada de la albina, la cual dejo por su estado, de un momento a otro comento que sabía que la vampiresa había muerto y que se levantara. Tendida boca arriba con su máscara cerca pronto sonrió  y comenzó a reír levemente una risa que hizo eco en la habitación y sin más abrazo al sujeto por detrás acariciando su rostro –Así que aquella niña envió a su perro faldero por mí?. Me pregunto cómo logro una chiquilla que un ser de las sombras le sirviera? Acaso te ofreció su cuerpo? Vamos yo o  mi ganado estamos aún más sensuales que su machorro semblante-  la vampira beso su mejilla y se desvaneció así la que estaba en el suelo  se cubrió de una energía rojiza y como si se tratase de una película de terror comenzó a levantarse retorciéndose de la forma más brutal y sobrenatural posible  incluso se le giro la cabeza y cuando estuvo de pie retomo su posición original, hablando de su cuerpo,  La vampira sonrio y se estiro bostezando –Are are.  En realidad la vas a proteger. Esa cría no lo merece. Yo vi primero a la lobita…es más si eres listo podríamos encargarnos de tu ama y compartir a la loba? que dices imagina lo que podríamos hacer con ella – gimió bajo y se relamió los labios de forma incitadora- Vamos cariño. Decide no tengo toda la noche…debo recuperar mi mascota  para que me recibba meneando la cola y estacar a una vampira que me la robo- dicho esto puso su dedo en su frente y saco la bala del can mientras su herida se le cerraba.
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Mar Ago 22, 2017 9:08 pm

La sensación de perder a Erin invadía el corazón de Beato, está se aferraba a la idea de que no ocurriría. Pudo incluso ver la imagen de Albert y de Zadkiel en sus memorias, mientras cambiaba los trapos por unos más húmedos y fríos. Albert era un hombre con barba y bigote, quien poseía un largo cabello de color negro, orbes similares a los de Erin rojos como la sangre, y su peculiar cara de fastidio hacia la humanidad. Por otro lado Zad era albino y poseía los mismos orbes que su hermano, una actitud picarona y rara vez se le veía serio esta similitud cautivo a Beatrice, quien ahora y radicalmente había cambiado su atención y sentir hacia otra persona quien ahora se encontraba débil tendida en su cama a quien no deseaba perder. Pensó en las palabras de la vampiresa quien tenía en su poder a Erin y negó con la cabeza. –Ni siquiera yo que estoy en la cima tomo ganado… es algo bajo, ya no estamos en tiempo de guerra para hacer barbaridades como esa… solo me alimento y juego con quien desea jugar… solo soy una niña mimada que aún no conoce su posición como hace años.- Suspiró y tomo la mano de la albina y toco su frente, su temperatura radicalmente se mantuvo y bajo un poco. –Acaso ese cabrón… no creo… el solo juega como siempre.- Pensó al ver que su sombra aún no regresaba, quizás le estuviese costando trabajo matar a la enemiga de Beatrice, o quizás simplemente estaría de imbécil como siempre. Tenía la apariencia de Albert más no su lealtad que solía mostrar cuando estaba vivo. –Esto será complicado mi linda Erin- Le susurró y le sonrió con dulzura al ver que ella se encontraba con la temperatura casi normal pero  su semblante aún parecía preocupado ¿Estaría soñando algo?

En el otro de la ciudad las cosas no parecían estar mejor, el hombre con sombrero rojo y traje igual miraba aburrido al cuerpo al cual acababa de dispararle. En cuanto sintió una presencia detrás de él, era la misma niña que creyó muerta hace unos instantes ni siquiera se molestó en volver a apuntarle con el arma, escucho sus palabras y se mantuvo inexpresivo ante las insinuaciones que la albina mostraba por él. –Aceptó que Beato tiene semblante y actitud varonil, pero no me malentiendas el hombre del cual tome la apariencia no me deja cobrarle mi lealtad con favores sexuales. Como demonio que soy eso es imperdonable… –Sonrió con cinismo y miró divertido a la mujer que lo llamaba perro faldero, un apodo muy acordé que le quedaba como anillo al dedo. –Y lo segundo… bueno ese Kiel convertido en señorita – Se relamió los labios y la miró de una forma lasciva para después echarse a reír. –Eres una vampiresa con bastante sensualidad y una actitud asesina que puede encantar en el infierno – Admitió mostrándose aún más arrogante pesé a que su ama le ordenó matar a la albina por ahora él tenía otra cosa en mente en cuanto menciono un plan tan retorcido que hizo que el semblante burlón del perro cambiará a uno más interesado, de cierta manera en su interior sentía el odio del viejo por la albina y por otro lado quería transformar esos sentimientos con los que murió el viejo en algo más aceptable para un demonio con cuerpo físico: una venganza, que llenaría el pasado del cuerpo donde ahora habitaba y claro dañaría el cuerpo de la loba y su mente, eso lo emocionaba mucho.

Y  la otra parte de trato que le ofrecía: deshacerse de Beatrice. –Eres demasiado lista mocosa… mi poder para Beatrice es bastante extenso, ni siquiera me puede manejar a su antojo. El claro ejemplo es esté me mandó asesinarte y lo hice a medias… la razón yo siento curiosidad por el enemigo, deseo sacar de provecho lo que pueda de ti… habilidades, energía y aunque no  seas mi tipo físicamente quizás lo que no puedo tomar de Beatrice ni de Erin lo puedo tomar de ti… -sonrió mostrando sus claras intenciones en las últimas palabras. –Pero vamos me ofreces algo mejor… libertad, pero te aclaró a mí me gusta tener amas poderosas no simple mocosas que quieren casarse… - La miró con bastante diversión. –Dejaré que te mates contra Beatrice y no participaré en dicha batalla,  si la matas devoraré el alma de mi propia ama y haré ahora un trato contigo niña… en caso de que te mate en pleno combate me quedaré con tu alma y una que otra habilidad… Sobre el destino de la loba… sea como sea el caso esa perra será mi juguete contigo o con Beatrice… -Añadió mostrando su semblante despreocupado el no traicionaba hasta que viera el cuerpo de tanto la niña o de la pelivioleta en el asfalto, lo que sí es que no quería estar atado a alguien débil preferiría buscar otro amo capaz de aguantar la carga de tener una sombra demoniaca. Volvió a levantar su arma en la cabeza de la niña y fingió un segundo disparó. -¡Ban! Jajaja por ahora no pelearé contigo mocosa… mi lealtad se definirá en el combate por lo que te pido no tengas piedad… por el momento haré que me sellé Beatrice para que no pueda usarme en el combate por lo que te pido hacerte la muerta… si sigues mi plan por ahora tendrás dos sirvientes a tu merced y creo que tu podrás utilizarme de mejor manera que la peli violeta… - Sonrió y camino hacia la ventana. –Como sea por esta noche sé paciente y no mates aún a la loba, quizás si sigues mi juego tendrás más sorpresas de las que te imaginas… - Sin ganas de confrontación innecesaria y con la idea de que la chica era bastante fuerte como para escapar ilesa de un arma demoniaca llegó a la conclusión de que quizás Beatrice moriría,  el can saltó por la ventana y corrió convertido en perro de sombras hacia la casa de Erin con una sola meta en la cabeza: tener el ama más poderosa y no una simple niña. Por ahora también quedaba en su cabeza el hacer que Beatrice lo sellará para no presentarse en la batalla contra la vampira albina. –La clave es fastidiarla con Erin – Ladró y sonrió de manera maligna, está noche la albina aparte del ataque de Cartoon iba a tener pesadillas…  
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Erin Framboch el Vie Sep 01, 2017 2:04 pm

-Crees que simplemente puede pasar todo como si nada- Erín estaba de pie escuchando a alguien tras ella con su propia voz en su forma masculina. Aquella forma que dejo atrás hace unos años –Crees que sobre todo solo tirarte a la mujer que fue de tu hermano es correcto vaya que eres distinto Ezequiel- en este punto la voz se había tornado femenina pero no como la que ella posea. Erín entreabrió sus ojos aun en sus sueños –Tu de nuevo….creí te habías ido ya- Comento bajo sin mirar detrás de ella a lo que recibió una respuesta la cual no esperaba tener que considerar –Es vago pensar eso. Yo jamás me iré y cada que estés débil aquí estaré y cuando no lo percibas tomare el control, tu vida será mía y tu pasaras a donde yo estoy querido- Erín solo suspiro  –no te lo permitiré…como antes te detendré- Erín se giró y soltó un manotazo disipando las sombras detrás suyo….se sentía algo más tranquila significaba quizá que ya estaba fuera de peligro aunque se sentía muy cansada aun a grado que su yo interior lo percibe. Por lo que no sabría decir cuando despertaría pero podía oír las palabras de Beatrice levemente como susurros a lo lejos. Y eso le llenaba de una extraña calma que no había sentido anteriormente por lo que no debía quizá preocuparse más que por solo descansar.


Con aquel par cartoon parecía demasiado mimosa con el demonio el cual respondió de forma  despreocupada a su afirmación a lo que la fémina solo rio algo bajo –interesante. Así que esta no es tu forma real. Me pregunto como serás en verdad? Eso me intriga de sobremanera y me excita a la vez pero en efecto tienes razón aunque no conozco demasiado bien a tu ama como para aseverar susodichas palabras. Pero es algo triste no lo crees? Tener que contenerte de esa forma- la fémina le sonrió cuando el demonio le miro y sonrió de la misma forma refiriéndose a la albina –De hecho. En un inicio era una molestia pero su terquedad y su sangre de lobo pueden ser muy beneficiosas y divertidas de poseer no lo crees?-  cuando el demonio alabo su sensualidad  solo se rió bajo –bueno  no lo negare. Si me hacen trizas seguro tendré un buen sitio ahí abajo. Sería un placer encontrarte ahí nuevamente. Por otro lado  mis planes con Erin es destruir por completo su mente llevarla a l extremo y hacerla pedazos hasta que quedase solo un recipiente vació y ese es su pago por llamar mi atención jejeje-


Ante lo siguiente que comento la fémina permaneció sentada en una silla observándole y al termino de esto sonrió con bastante ironía –Jajaja ya veo. No estas muy conforme con esa vampira. Por el legado de la torpe reina que mi raza tiene en este momento muchas viejas costumbres se han perdido. Por ello no la respeto ni la respetare o a su burda familia y sus romanticismos aunque algo me hace pensar.  Porqué no soy tu tipo. Acaso no resulto atractiva para ti? Nadie se había quejado antes acaso te gustan las planas- dijo mientras se acariciaba el busto para el –o es el hecho de lo sanguinaria que soy quizá, Me resulta extraño o quizá seas uno de esos amantes de las infantiles- tras comentar esto la albina trono levemente líos labios mientras le veía de reojo y se cruzaba de brazos.


El tiempo pasaba para este par de rufianes mientras el hospital permanecía en silencio y la policía acudía al sitio con un equipo de intervención subiendo por las escaleras hasta la ensangrentada planta donde Cartoon y el demonio hablaban.  Cartoon parecía actuar como una niña con el demonio aunque claramente no es una niña por la forma como hace las cosas y la ventaja que puede sacar de su propio cuerpo y apariencia. Frente al comentario de este sobre las amas poderosas la fémina no pudo evitar reír de unan forma un tanto desquiciada mientras cubria su rostro con una de sus manos separando finalmente un poco sus dedos dejando ver el brillo carmesí  de  su ojo  derecho  el cual era adornado por una sombra de forma sombría . Su tono de voz cambio un poco ante estas palabras –Interesante Parece que el termino de ama es algo que disfrutas de sobremanera  y el hecho de ser un ama es algo que sin duda disfrutaría de la misma manera- Tras esto rió levemente para adornar sus palabras –Parece un reto justo e interesante. En ese caso aplastare a esa mocosa querido y serás  míos. Veras que bien te la pasas y los martirios que haremos con aquella  peliblanca.- Añadió cartoon ante su propuesta de derrotar a Beatrice, para cartoon una vampira de bajo nivel como ella no resultaría amenazan alguna. En todo caso lo interesante seria enfrentar al ser dado que logro sentir una resonancia extraña en su disparo  que va incluso al hecho de que le costó un poco mas de tiempo levantarse después de ese disparo. Sin embargo el atiende a sus pensamientos como si los leyera lo que hace que la fémina sonreía de forma macabra dado que el no intervendrá en el combate. Este se dirige a la ventana –Esta bien en palabras entendibles querido amigo jugare al muertito. No actuare en unos días después de todo recién acabo de alimentarme. Solo le daré un par de sueños pesados a Erín después de todo ella sigue vinculada a mi solo que no la torturare lo prometo- le vio salir  en la forma canina y la  albina mirando por la ventana cuando el equipo de intervención ya había rodeado la habitación y entraban apuntándole con un arma sonrió –pero eso no  quiere decir que no use a la cachorra para torturar a Beatrice de alguna forma hejeje. Mas ahora que puedo influenciar y manipular sus acciones- en ese momento miro al cuerpo especial que le había rodeado y levanto los hombros –O que mala suerte para ustedes han visto mi rostro y eso es algo que no puedo tolerar…- la fémina no dejaría a nadie vivo y en medio de un relámpago que ilumino todo el cielo el sitio se volvió una carnicería.  


En la residencia un ruido en las cocinas hizo eco en la casa. Al parecer alguien había encendido los hornos  lo que decía que ambas mujeres no estaban solas en la casa. Dada la complejidad de la situación sería natural que quizá la peli morada se dirija a investigar la situación. En los Hornos sin saber nada de lo que había sucedido una figura estilizada se pavoneaba tarareando una melodía  de moda sobre algún artista del momento. Llevaba unos audífonos y ropa casual aunque su vestimenta le delataba quizá como una hermosa chica…Hermosa.  
Astolfo:
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Miér Sep 06, 2017 1:53 am

La vampiresa se encontraba cuidando la fiebre de Erin, siendo cautelosa de cualquier movimiento de ella, simplemente en el semblante de la albina parecía no poseer un sueño muy grato. Mordió su labio con fuerza, incluso sacando un poco de su sangre del coraje. –Ese maldito perro ya tardó en hacer el trabajo – Musitó y relamió sus labios colocando un trapo recién mojado en la frente de su prometida contemplándola incluso en ese estado seguía conservando sus finos rasgos, esos labios que había probado con anterioridad, su cabellera blanca la cual poseía un aroma único y embriagante para la vampiresa y esos orbes rojos que ahora se mantenían en un sueño, ciertamente cuando Kiel la miraba con ellos sentía un escalofrío recorrerle la espalda, su mirada era penetrante y al mismo tiempo misteriosa, desde que Beatrice tenía uso de razón siempre le había causado esta sensación. –Despierta pronto Kiel… por favor – Le imploró y deposito un pequeño beso en los labios de la albina, sabía bien que no iba a ser como en los cuentos y ella despertaría por el beso que la traería a la vida, pero a veces a Beatrice le gustaba imaginar que esas absurdos cuentos terminaban con final feliz claro, para un vampiro no era así.

Mientras tanto el perro se mantenía curioso ante la albina, la cual decía cosas bastante interesantes ante los oídos de un demonio. –Mi verdadera forma ni yo recuerdo como es… - Añadió bastante burlón. –Descuida supongo que si eres mi nueva ama serás la primera en contemplarla y degustarla- Dibujo una sonrisa alargada aquel alto hombre quien seguía de cierta modo encantado ante aquella fémina quien parecía alguien bastante desquiciada y al mismo tiempo tenía razón en sus afirmaciones, no pudo evitar soltar una risa bastante ruidosa al oír lo que planeaba a  hacerle a Erin. –Esa loba no merece ni más ni menos lo que tú le ofreces… desde siempre ha sido un crío bastante egoísta y patán… creído por nacer entre magos, al parecer tiene el mal aún de que el suelo no merece que él lo pise… un cascarón vacío es su verdadera forma - Comentó ocultando el enojo del cadáver con el cual compartía conciencia, ese viejo estaba furioso ante el comportamiento del albino, sobre el pasado pero sobretodo de que hubiese abandonado a aquella peli violeta la cual se obligó a ver llorar en un vestido de novia.  Dejó que el viejo sacará su enojo contra la maldita licántropo y volvió a echarse a reír sin antes dedicarle una expresión lasciva al ver como se tocaba a sí misma. –Me gustan las féminas simplemente, sean planas o con mucho busto como es tu caso… recuerda que por la naturaleza demoníaca que poseo el follar es una necesidad fundamental que además de alimentar mi libido me da fortaleza como ente de la oscuridad, pero me gusta más los seres que son puros… claro en pleno siglo estos escasean, aunque como mencione tú no estás nada mal… - Se relamió los labios  la albina le llamaba la atención por lo sádica y quizás por lo caprichosa que llegaba a ser con sus “juguetes”. Ambos escenarios le agradaban al perro tanto vivir con las dos amantes que no pudieron ver su amor nacer, como con ambas albinas una esclava de otra una serie de asesinatos, quería saber sus límites hasta cuando el verdadero titiritero se mostraría. ¿Si se quedaba con la albina asesina y mataban a Beatrice saldría a hacer justicia? Era un ser tan maldito que lo dudaba, pero bueno la curiosidad mato al gato ¿Con el perro pasaría lo mismo?

Al último comentario sonrió plácidamente. –Como quieras es tu juguete Erin por ahora… puedes hacer lo que te plazca futura ama… gracias por entender el juego – Hizo una reverencia y salió por la ventana, sin antes oler las cenizas que y el fuego que quizás la psicópata había provocado. En la mente del guerrero de la sombras sabía que en días otra masacre estaría próxima.  Convertido en perro siguió corriendo hasta la panadería que ahora era casa de su ama. En la entrada paso por debajo de la puerta convertido en sombra y escuchó el tararear de una canción. Una chica bastante linda se hallaba animada, el perro se posó detrás de ella y se convirtió en aquel alto y frío hombre. -¿Tú quién mierdas eres? -  Cuestiono a la peli rosada, quien sin dejar que contestará cargo por el mandil y con rapidez subió hasta la habitación donde estaba Beatrice con Erin. –Ama cumplí con el cometido… pero esta cosa estaba en una cocina… cantando una horrible canción ¿La mato?- Preguntó inexpresivo bajando a la extraña chica.
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo lugar, nuevo comienzo [Erin]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.