Gakuen Nozomi (学園 希)
¡Bienvenidos!



Gakuen Nozomi abre sus puertas para llevarlos a un mundo donde todo puede ser posible, un lugar donde no solo habitan humanos, una gran variedad de razas interactúan entre sí formando fuertes lazos de amistad, cariño, enemistad e incluso amor.

La academia Nozomi al igual que Kioto albergan a todas esas razas con la esperanza de que pese a sus diferencias todos se lleven bien y así la paz pueda reinar, más sin embargo hay quienes prefieren intentar sembrar el caos, es allí cuando se verá que tan unidos podemos estar todos.

Ya sea que naciste en esta hermosa ciudad o que te mudaste hace poco te garantizamos que nunca faltará la diversión, la aventura y las luchas entre el bien y el mal.


¡Juntos disfrutemos de este maravilloso lugar!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» SCARLET FIRE +18 [Élite - Cambio de botón]
Sáb Dic 09, 2017 12:31 am por Invitado

» Rol World [Confirmación Elite]
Dom Nov 26, 2017 5:30 pm por Invitado

» Korack "Deus Spuria" || ID
Sáb Nov 25, 2017 6:58 pm por Korack

» Reglas Generales
Sáb Nov 25, 2017 5:16 pm por Korack

» Ethereal Cosmos - Élite (Cambio de botón)
Jue Nov 16, 2017 7:12 pm por Invitado

» Descendants Of The Sun [Normal - confirmación]
Jue Nov 16, 2017 3:47 pm por Invitado

» Omegaverse World ROL YAOI [Confirmación normal]
Jue Nov 16, 2017 8:47 am por Invitado

» Oshiro | ID
Mar Nov 14, 2017 10:52 pm por Oshiro Fuyuki

» Abrazo, Beso o Patada
Mar Nov 14, 2017 10:30 pm por Oshiro Fuyuki

» Lacrim Tenebris - [Normal - Confirmación]
Mar Nov 14, 2017 3:08 pm por Invitado

» {Confirmación normal} Devil Within +18
Vie Nov 10, 2017 4:50 pm por Invitado

» ¡Hola!
Mar Nov 07, 2017 3:10 am por Leonard Keller

» Registro de Físicos
Lun Nov 06, 2017 1:08 pm por Erza Scarlet

» Reglas del Rol
Dom Nov 05, 2017 8:40 pm por Oshiro Fuyuki

» Reglas del Chat Box
Dom Nov 05, 2017 8:40 pm por Oshiro Fuyuki

» Registro de Estudiantes
Dom Nov 05, 2017 4:56 pm por Koizumi Sayo

» Llegando tarde {Libre}
Dom Nov 05, 2017 4:48 pm por Koizumi Sayo

» Dulce o Truco [Especial de Halloween]
Dom Nov 05, 2017 4:10 pm por 学園 希

» Losian Edel { Confirmación Normal }
Dom Nov 05, 2017 2:13 pm por Invitado

» Ephemeral Academy — Confirmación.
Dom Nov 05, 2017 2:11 pm por Invitado

¿Sabías qué...?
¡Búscanos en Facebook!





Estadísticas
Tenemos 36 miembros registrados.
El último usuario registrado es Korack.

Nuestros miembros han publicado un total de 699 mensajes en 262 argumentos.
Créditos



La temática de este foro es exclusiva creación de los administradores del mismo, la historia y ambientación son producto de su ingenio.

Las imágenes así como las tablas y tablillas usados para los registros, temas y demás pertenecen a sus respectivos autores.

Los temas e historias escritos dentro del foro son exclusivos a la autoría de sus creadores.

Agradecemos a todos nuestros usuarios por apoyarnos siempre y permanecer a nuestro lado. Todos juntos digamos NO al plagio.

Agradecemos a ForoActivo de Asistencia por la ayuda prestada para la creación del foro, sin su ayuda y tutoriales jamás habríamos logrado esto.

Crear foro
Afiliados
VIP
Afiliados Élite (Actualizado 28/09/2017)
Normas
☻ Recuerda que la afiliación debe ser mutua o de lo contrario no se realizará.
☻ Debes de realizar la solicitud el el apartado correspondiente al igual que las confirmaciones, eso evita confusiones.
☻ Si quitas nuestro botón de tu foro eliminaremos tu afiliación sin posibilidad a recuperarla.
☻ Cada foro afiliado debe ir en una ficha diferente, no puedes poner dos en una sola.
☻ La afiliación normal y la élite no tienen límite de cupos pero la VIP si, solo habrán 6 afiliados VIP.

La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Lun Ago 07, 2017 12:38 am

La noche se elevaba de forma magnifica en un cielo nublado asomándose entre estas como una joven cotilla que mira los eventos del mundo desde las sombras. En la ciudad  el sonido de las espadas hacía eco en el silencio nocturno. Eran cerca de las 3 de la mañana. Y solo había dos almas debatiéndose la vida en la azotea de un edificio alto. Una mujer con uniforme de escuela, falda, calcetas y un suéter color café resaltando una máscara de micky Mouse en su rostro enfrentaba a Erin quien llevaba su gabardina y una pistola además de su espada. De su enemiga solo se podía decir que posee el cabello blanco y la piel igual siendo albina quizá. Tras intercambiar unos feroces espadazos que incluso sacaban chispas ambas se separaron quedando a una corta distancia. –Debo reconocerlo. Has sido una molestia mujer donde es la segunda vez que me encuentras. No me explico cómo sobreviste a la caída desde aquel edificio pero no me gusta que se metan en mi camino…-  dijo la mujer a quien Erin identifico como Cartoon una escabrosa asesina que aniquila niños  y les drena su sangre por completo sean hombres o mujeres. Su sello personal es que los degolla y solo deja la cabeza con la máscara que uso para asesinarles. La policía a investigado sin tener demasiadas pistas de ello y hasta hora lleva más de 14 víctimas. Tras la 8tava muerte Erin se inmiscuyo en la investigación  siendo esta la segunda vez que la enfrenta. –Silencio!- grito Erin y se retiró su gabardina de forma elegante mirándola fijamente –Eres un vil ser impio que se aprovecha de la inocencia de los niños. Me encargare de ti  y esto es personal- comento con seguridad y fuerza. Ella había visto las devastadas familias de los niños muertos y su deber como justiciera es acabar con Cartoon. Esta solo rio  de una forma escabrosa y por el silencio de la noche su risa hacía eco mientras sostenía un cuchillo ensangrentado en la mano izquierda y se tapaba la cara de la máscara con su mano derecha. –No estoy segura de que sepas con quien  o más bien con que te estas metiendo. No soy una simple asesina porque…- levanto sus hombros de forma despreocupada –No lo habías pensado querida. Asesino pero lo singular es que jamás dejo cuerpo solo cabezas. Realmente no solo son aquellos que crees asesine hay más pero a diferencia de lo que crees querida niña…- las nubes se movían comenzando a tapar la luz de la luna sobre ella quien comenzó a retirarse la máscara –Soy una Vampiresa- se la quitó dejando ver su hermoso rostro del cual resaltaban sus  orbes color sangre brillosos e intensos entre las sombras a lo que erin solo le vio impresionada. Ellla sospechaba ya que era un vampiro pero lo lúgubre que se veía en ese momento incluso le hizo dar un paso atrás.
Cartoon:

Sus facciones eran muy finas  e incluso se veía de menor edad que ella  teniendo un cabello blanco corto y sonrisa ladina –¿Impresionada Niña?- Erín tragó saliva y le vio poniéndose en guardia –Me dices niña cuando tu luces mucho menor que yo- la chica solo acerco el cuchillo a su boca y lamio de forma seductora la sangre de el para después reir colocando las manos en su cintura –vamos, vamos y te haces llamar cazadora cometiendo ese error de novatos. Los vampiros no envejecemos tengo más de 300 años comiendo gente por aquí…aunque recientemente comencé con los niños e de admitir. Son un manjar especial y terriblemente delicioso- erin le veía sin perder de vista sus movimientos de forma seria –Pero querida niña considérate afortunada…Nadie jamás ha visto mi riostro porque conlleva una cosa- levanto el dedo índice refiriendo a uno –Nadie vive para contarlo…- erin abrió sus ojos  grande porque en un momento se había esfumado. No había logrado ver nada. Antes que lograse reaccionar sintió  algo caliente en el costado de su vientre…y un dolor muy agudo.  Su boca escupio un poco de sangre

Impresionada bajo la mirada solo para ver que  Cartoon estaba justo delante de ella con una maquiavélica sonrisa y no solo eso sino que había clavado su mano por completo en costado del vientre de la albina. –A esto me refería…- Erín le vio y apretó los dientes para tomar rápidamente su mano la cual había entrado hasta sus dedos en ella con algo de la palma de fuera. La vampiresa quien arqueo una ceja mientras las gotas de la sangre de Erín caían en su rostro no entendía que pensaba hacer la chica.-que harás ahora? Estas acabada corazón deberías sentirte agradecida de ser una adulta en mi menú…- Pero Erín al ver la precaria situación solo rio apretando la mano de la joven. Esta puso su atención en ella y vio que algo ocurría –no eres la única que posee secretos Cartoon- Erín se quejó  y apretó los dientes y comenzó a sufrir un cambio. La luna se asomaba de nuevo y  Cartoon solo sonrió. La sombra de rin manchada de sangre comenzó a crecer levemente y  a esta se le sumaron cola y orejas. Cartoon lo veía ella se llenaba de pelo negro y rojo mientras un hocico le crecía con gran esfuerzo. La vampira de un movimiento se zafo y se alejó de Erin con su mano goteando sangre –Interesante. Parece que eres una caja de sorpresas…-  llevo su mano a su boca lamiendo la sangre de Erín de esta mientras esta adopto su forma de lobo. Su herida comenzó a cerrarse y aulló sonoramente a la luna mientras miraba de forma amenazadora a su enemiga. –Pensándolo bien tengo un mejor plan para ti…- la vampiresa se relamió los labios deleitándose con el peculiar sabor lobuno de Erín.

Pronto ambas estaban de frente mientras las luces del edificio se encendían debido al aullido de la mujer lobo. La policía estaba en camino y ambas comenzaron a avanzar velozmente una contra la otra y cuando estaban por golpearse  guiadas por la adrenalina con la macabra risa de Cartoon de fondo todo se volvió oscuro…

-(No recordaras que pasó pero mía será tu voluntad perrita)-  


El sonido del lector cardiaco hacía eco en la habitación anunciando estabilidad en el corazón de Erin. De momento esta entreabrió sus ojos sintiéndose molida y muy adolorida. Le costaba un poco moverse entonces vio a la enfermera la cual le tomo rápido los signos vitales llamando al doctor de cabecera –Señorita volvió en sí. Es extraordinario usted había caído en un coma…- Erín le vio algo impresionada-  su cuerpo está un poco adormecido tranquila si le cuesta un poco moverse. Es porque estuvo asi casi dos semanas. Según el reporte la encontraron en  un callejón en un charco de sangre. Afortunadamente logramos hacerle una transfusión y estamos admirados que sana muy rápido…- la fémina no entendía hasta donde recordaba estaba peleando con cartoon pero luego todo es borroso. –Cuando podre irme- pregunto  y el doctor rio un poco –tranquila deberá esperar unos días hasta recuperar bien la movilidad y descartemos complicaciones- era la tarde  del décimo día que estaba ahí y recupero la conciencia gracias a su licantropía- Aunque para serlo tardo y eso no lo entiende. Así sin remedio tuvo que quedarse.

Ese dia en la madrugada despertó a las 2 am sintiendo un extraño ardor en el cuello. Era bastante la molestia le dio algo de fiebre y además sentía que le faltaba el aire. Luego de un rato se calmó  y comenzaba a tratar de dormir. El sitio estaba solo y pronto le tocaría su medicamento más aun sentía los vestigios de la fiebre.
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Lun Ago 07, 2017 7:42 pm

“No razones solo acátate a las reglas, la prosperidad de ambas familias es tu misión Beatrice”

Hace tres meses atrás

Ezequiel no dejó rastro de su paradero y la familia Leamborck junto a la del joven mago lo buscaban con exasperación, el mar, el aire, los caminos que guiaban a otros continentes no impedían a estas familias de nobles a seguir con su búsqueda. Tal pareciese que la misma tierra se lo tragó. Mientras los sirvientes se movían viajaban y obtenían información Beatrice se encontraba en su mansión, portando un vestido negro de funeral entallado y dejando nada fuera de la imaginación, usaba un sombrero que cubría su rostro tenía un semblante lleno de tristeza tal pareciese que perdió a su padre, pero más que progenitor era su guardaespaldas a quien despedía ese día. –Es un mal día para que me dejes Albert… el maricón de mi marido aún no aparece… se que tú me dijiste que tendría que traerlo aunque fuera arrastrándolo de las pelotas… - Decía la peli violeta acomodándose su tocado del cabello y fingiendo un semblante indiferente pero la verdad es que estaba destrozada, aquel hombre que le enseño todo lo esencial en su vida había  caído en combate.  Salió de su habitación, la cual era oscura y un tanto acogedora, su guardarropa poseía toda clase de telas y vestidos para todas ocasiones esta vez tuvo que desempolvar su vestido negro para los entierros, se dirigió al auto y no entabló ninguna comunicación con sus padres, solo utilizó los lentes negro y el sombrero, de vez en cuando limpiaba las lágrimas que recorrían sus mejillas y no hacía caso de lo que su padre decía, comentarios tales como que un perro debe morir por su dueño, para la peli violeta él era más que un padre. Llegaron al cementerio familiar y los vampiros como no creyentes no dijeron nada más de un simple adiós. Trajeron los restos de Albert en un ataúd, cuentan las malas lenguas que su cuerpo quedó irreconocible, Beatrice simplemente tomó un puño de tierra y lo lanzó al gran agujero donde su gran amigo estaba, diciendo las últimas palabras que seguramente le llegarían donde quiera que estuviese. - Auf Wiedersehen alter Freund bringt die verdammte Ezekiel- Vio como la demás tierra cubría a su viejo amigo y se fue antes a su vieja mansión en aquella fría y desolada Alemania…

Actualidad

La joven llegó por orden al continente Asiático hace poco menos de 3 días, su cruel suegro y sus padres la mandaron por su marido. La orden era simple: el quedar embarazada y dejarlo a su suerte, antes de que especificaron el dejarlo a su suerte con una investigación simple y un tanto controversial: se revolcaba con su servant plácidamente dejando a peli violeta a su suerte. Bien la chica tenía un orgullo del tamaño de un continente y le regresó el favor a ese infiel prometido, hizo lo mismo pero la cantidad de personas con las que se acostó era una cantidad impresionante de sirvientes, uno que otro tío, primos, primas… no le importó que le conociesen como la ramera de Leamborck quería llenar su ira y orgullo de haber dedicado su vida y su tiempo a una persona que se fue en cuanto fue coronado como la cabeza principal. En fin dejó un poco su orgullo y su ojo para ir a ese nuevo sitio ubicado en Japón donde buscaría a su marido dejándose guiar por un mechón de cabello que lograron conseguir los investigadores, los cuales le explicaron a Beatrice que quizás se sorprendería un poco de la apariencia de Ezequiel. –Me importa una mierda, traeré a ese marica y haré que cumpla con sus responsabilidades – Contestó de mala gana la chica tomando el primer vuelo. Llego a Japón y portando pantalones negros entubados, botas largas, una blusa negra sin mangas y con cuello en v dejando ver sus pechos. Su parche iba en su ojo derecho y dejó su cabello violeta suelto, libre contra el viento. Esa ciudad parecía ofrecerle mucho quería tomar un poco de sangre antes de empezar a utilizar sus instintos para buscar a Ezequiel, calles con edificios gigantes, un clima frío parecido al de Alemania y una población bastante grande. –De hambre no moriré… mucho rebaño” – pensó la chica caminando con maleta en mano, pasando cerca de un hospital al cual simplemente hecho una sonrisa ladina. –Aquí comeré fufufu… momento de usar mis encantos…- Añadió burlona entrando por la puerta principal, a lo cual añadía que venía de visita por su abuela enferma en recepción, en cuanto preguntaron por el expediente esta hizo uso de sus habilidades vampíricas y puso recuerdos falsos en la secretería quien la guio al cuarto de las enfermeras, del cual robo un uniforme el cual le quedó bastante bien, la secretaría salió por la puerta y regresó a su zona de trabajo. –Buena niña… - Añadió con una sonrisa lobuna y continuó caminando por los pasillos, de repente una camilla entró a toda prisa con una albina la cual parecía grave, la vampiresa aspiro el aroma que esta desprendía le parecía  familiar.  –No puede ser…- Pensó y tomó el mechón de Ezequiel el cual era la única pista de su aroma actual, era el mismo siguió a las enfermeras y doctores hasta la habitación donde él residía. Esperó en las sillas de afuera de la habitación y esperó a que todos salieran, por fin se fueron y la peli violeta ingresó. Estaba en su cama y Beatrice puso una cara de sorpresa al ver que ahora su prometido era una mujer de cabello blanco, rasgos finos, a pesar de llevar una bata podía verse a través de esta el firme y voluptuoso pecho que ahora poseía. Se acercó  y miró por debajo de esa bata dándose cuenta que incluso su órgano sexual pertenecía al de una fémina, no pudo evitar hacer una mueca de desagrado. –Puto Ezequiel valla que si te gusta darme problemas cabrón. – Sacó un cigarrillo lo encendió y le tiró el humo en la cara. –Vamos bastardo despierta quiero golpearte… primero me engañas y ahora eres una dama… no me jodas- Menciono bastante cabreada, sinceramente a la hora del acto sexual no le importaba si era un varón o una fémina con la que iba a acostarse simplemente ella le importaba gozar importándole poco lo que sintiese el otro u otra. Pero esto era diferente a la diversión que solía tener Beatrice su prometido estaba claro que no podría darle un descendiente. –Entiendo para eso es la pócima ¿no suegro? – Dedujo y continuó fumando, no tenía pensando tomar a Ezequiel en ese estado vio su expediente y entendió que su hombre bueno ahora mujer estaba en coma. Los días siguientes continuó yendo y vagando en el hospital, alimentándose del banco de sangre el tomar sangre de enfermos le desagradaba y la sangre de Ezequiel ahora que estaba de bella durmiente le desagrada, ella quería además de saborear su líquido vital quería sentir el dolor de aquella albina.

Se quedaba en la habitación cuando nadie estaba dando servicio médico a Ezequiel, Beato se pasaba  hablando y reclamando a su moribunda prometida, a quien a primeras observó una mordida vampírica en el cuello entendiendo quizás un poco del porqué de su estado. –Espero que no me hallas engañado con otra vampira bastardo… - Murmuró fumando el tercer cigarrillo y mirando a la albina con repudió.  La segunda semana pasó y Beatrice decidió visitar al enfermo durante la madrugada dándole la sorpresa que esta ya se encontraba despierta, una dulce sonrisa hipócrita se dibujó en los labios de la chica, ingresó con una mesa con rueditas repleta de medicinas. –Me alegra que haya despertado señorita – Dijo en tono ameno. –Me presentó soy la señorita Warren la enfermera del turno nocturno ¿se le ofrece algo?- Ese tono dulce en su voz la hacía querer vomitar, mientras Beatrice con calma preparaba una inyección la cual ingresaría por el catéter que tenía en el brazo, sonreía por dentro de forma burlón más sin embargo como dulce dama mantenía la calma enfrente a su prometida la cual parecía confusa y con dolor.
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Mar Ago 08, 2017 2:22 am

Erin se esforzaba por tratar de recordar que había sucedido. Hasta donde ella sabía   corría a máxima velocidad contra Cartoon pero este salto justo antes de que chocaran sujetándole por detrás. Luego de eso todo se ve y siente muy nublado. Actualmente siente náuseas y dolor de cabeza eso sin mencionar el ardor en su cuello. Es como una infernal picazón  y al tocarse siente algo pero no puede verlo eso hace que esta se sienta mal y este intranquila en aquella camilla de hospital.  Realmente deseaba salir de ahí pero no podía levantarse aun del todo por lo que solo se quejaba un poco mientras sudaba por el paso de la fiebre.

Pronto observo a una enfermera entrar jalando un carrito de medicinas lo que parecía hasta cierto punto normal. Aunque arqueo un poco la ceja de ver su parche y lo poco usual de su color de cabello. Pero no podía  pedir demasiado solo suspiro tocándose el cuello –Srta me. Siento muy mal…- comento dado que no se había sentido asi. Era un nuevo nivel de rechazo de su cuerpo quizá?. Erín no sabía que era ya un ghoul y padecía dos cosas. La primera era la vulnerabilidad y poca compatibilidad de la maldición Licantropica y la maldición vampírica haciendo un rechazo mas agudo que terminara por ceder. La segunda era el hecho de que su nueva ama  sonreía haciendo este dolor intenso para ella desde la lejanía. Sabía que Erin eventualmente debería beber su sangre o perdería la cordura. Pero eso poco importaba ahora y  desconoce quién esta con ella. No sabía que esta había estado con ella y que no solo eso sino que le había reclamado un sinfín de cosas.

Tras su ofrecimiento con los ojos algo debilitados por la fiebre negó con la cabeza –Yo debo irm,e de aquí…tengo un deber sabe- dijo observando como preparaba una jeringa y se acercaba  su suero.Eklla habia dicho que era warren y era del turno nocturno a loq eue lal le vio -Yo soy Erin...erin Framboch...la dueña de la panaderia el rincón de la rosquilla-  No sabía que tenía esta en mente –Y me dio fiebre…no se la razón- se supone no debería padecer este tipo de cosas con el cuerpo que posee pero ahí estaba casi moribunda delante de quien una vez fuese su mujer sin conocerla del todo.
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Vie Ago 11, 2017 10:38 pm

Quizás el destino le había jodido mucho la vida a la pobre Beatrice quien estaba bastante molesta con la albina quien apenas abría los ojos e imploraba que la dejasen ir. -No soy tan estúpida como para dejarte ir Kiel- pensó fingiendo una sonrisa mientras preparaba ese tranquilizante diluyendo las últimas gotas que estaban en esa solución, pudo haber puesto veneno en el estado de su prometida sería sencillo rápido pero indoloro algo que no le agradaba a Beatrice.  -Lo siento señorita Erin no puedo dejarla ir mis superiores me llamaran la atención por favor cálmese le aplicare esta anestesia para que su dolor se valla ... - Mencionó y sin dar mas batalla le aplicó la inyección en el catéter. Volvió a su voz rasposa y burlona al verla caer de nuevo, tocó su frente y comprendió que ese proceso de ghoulizacion era sumamente doloroso e incluso le causaba fiebre.


-Vamos perra no me hagas reír ahora sientes dolor pero al dejar que te mordiera esa vampita… Supongo que es tu amante y no te causo dolor… maldito Kiel Refunfuño mirando con rabia a la rubia quien andaba con el efecto de la anestesia. Mientras la chica de cabellos blancos se hallaba en un profundo sueño, la peli violeta se movió fuera de la habitación engatusando a los guardias, doctores y demás, la chica encontró el lugar donde guardaban las pertenencias de los internos una especie de almacén donde encontró la ropa y pertenencias de Erin simplemente tenía el número de habitación donde la chica se quedaba .


Tomo las cosas y se dirigió de vuelta a donde su “amada” se encontraba tomó un vaso lleno de agua quizás le sería de utilidad al hablar en serio con su prometido quien seguía débil y del cual quería oír el por que de su mordida en el cuello, si era otra infidelidad la tomaría como su suegro le había encargado y la mataría pero si era otra explicación … sinceramente no sabía Beato su reacción.

Entró a la habitación y cual fue su sorpresa al ver que la anestesia no fue suficiente para tumbar a Kiel, sin meditarlo mucho la chica botó las cosas de su futuro esposo a el sillón y se lanzó arriba de él quedando sentada sobre las piernas de la contraria. Quedando frente a frente de la albina sonriendo y mostrando sus colmillos .

-Bien Erin veo que te sientes muy mal… puedo ayudarte si contestas como es debido amor… de lo contrario puede irte peor y un hospital no será suficiente para ti… Erin o mejor dicho Kiel me recuerdas … cierto - La miró con fiereza pasando ambas manos por la tersa y fría piel de las mejillas de la albina de repente el vaso con agua se reventó y el líquido se cristalizó en forma de estaca la cual se puso en la mano de Beato la cual lo posó en el pecho de Erin amenazando con clavarlo lo paso sin apoyarlo tanto y rasgó la bata de la albina.-Contesta con sabiduría cariño...


avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Sáb Ago 12, 2017 11:54 am

Erin se sentía un poco frustrada. Por un lado el hecho de no recordar nada de su encuentro con cartoon. Por otro lado el echo de la fiebre que la aqueja y finalmente que su enfermera parecía no entender la situación que  conllevaba el tenerla en ese sitio. –Usted no lo entiende. – comento mientras se agarraba el cuello con una clara molestia por  la ghoulizacion que sufría. Erin quería levantarse aunque el dolor no se lo permitia pero la joven inyecto algo en el catete de su suero  y no paso mucho tiempo para que la joven se quedase dormida de nuevo aunque aun sudaba y se quejaba un poco.


No logro escuchar las palabras de la chica  pero su licantropía comenzó a contrarrestar la amnesia al tan solo recibirla. Su captora había ido por sus ropas las cuales estaban rotas y rasgadas además de ensangrentadas. O  había librado un combate o su amante era sumamente salvaje quizá eso podría pensar la vampira de su prometido quien  reposaba en la cama.


Paso algo de tiempo en lo que la peli violeta buscaba sus cosas. Erín comenzó a abrir sus ojos de nuevo dado que su  maldición había re contrarrestado por completo la anestesia pero  mientras trataba de sentarse noto como la enfermera entraba arrojando sus ropas al sillón de golpe y tras estando salto sentándose en sus piernas y haciendo que Erin callera a la cama de nuevo algo somnolienta -¿qué hace?- pregunto viéndola algo sorprendida por sus acciones. En ese momento esta sonrió mostrando sus colmillos lo que causo un sobresalto en la fémina aunque no podía hacer demasiado en su posición.


Quiza era unan enviada de cartoon solo para eliminarle. O quizá la reina se había dado cuenta que se dedicaba a cazar vampiros. Sea como sea Erin estaba indefensa delante de ella –quien te envió?...- comento con algo de trabajo pero entonces la escucho.  Primero el que le dijera amor y segundo el que supiera su nombre real. Su rostro ahora que lo pensaba le parecía extrañamente familiar pero no recordaba a ciencia cierta de dónde. Esta toma un vaso con agua y lo revienta creando una estaca de agua y clavándola un poco en su pecho. Erin se queja y le ve directo a  los ojos con sus orbes carmesí. –Tu rostro me hes familiar…pero no recuerdo de donde- comenta y siente como le rasga la bata dejando su piel al descubierto -¿Cómo es que sabes mi nombre real? ¿Te enviaron los vampiros porque los cazo?. ¿Trabajas para Cartoon?- pregunto sintiendo el frio recorrer su piel y viéndole con decisión entonces sintió la punzacion en su cuello de nuevo y se quejo de una forma un tanto sonora –que…que me hiciste me arde mucho el cuello…
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Sáb Ago 12, 2017 3:15 pm

Al oír sus respuestas tan fuera del tema y al ver que Kiel no reconociera su rostro hizo que la peli violeta girará sus ojos con fastidio.
-Tan poca es mi familia para ti Kiel… Si nombrara a Pendragon y ella estuviera sobre ti… la recibirías de otro modo cierto. Con los brazos abiertos y quizás de manera cariñosa, es verdad para tu familia no soy más que la mujer que te dará un primogénito solo un vientre ahora que veo tu reacción de verdad te odio con todo mi ser Kiel  
- pensó la peli violeta mirando a su prometido desde arriba mientras su mirada no mostraba melancolía si no burla ante las respuestas de Kiel. Cartoon ese nombre no le sonaba y por las ropas ensangrentada pareciese que era la vampira que mordió a Kiel la amante o quizás otra enemiga, era pronto para sacar conclusiones.

-Me envió tu padre Kiel.. Me entristece un poco que pienses eso de mi otro vampiro que me enviase jajaja ahora tu los cazas … aparte de ser un maldito infiel eres asesino de mi gente.- Añadió la prometida jugueteando aun con la estaca de hielo en la piel pálida de la albina clavando un poco el lado filoso del frío témpano de hielo extrayendo un poco de sangre en el filo del arma. Acercó el hielo a su boca y lamió el líquido carmesí obteniendo un sabor distinto a lo esperado, no era el homúnculo que ella esperaba era entre el sabor de un lycan y otro de su propia especie, está combinación era  muy ácida esa sangre, al parecer la ghoulizacion terminaría con la muerte de la albina si no se le daba sangre rápido e incluso los propios quejidos de la contraria en su cuello era síntoma de asfixia.

-Bien Kiel como en tu condición no estás para jugar a las adivinanzas maldita perra, y si no soy Pendragon no tengo el honor de ser recordada entonces te diré directamente quien soy…- se le acercó al oído y le susurro lo que tanto ella esperaba su identidad . -Soy Beatrice Leamborck tu prometida, si vuelves a olvidar lo te arrancaré la lengua maldito... Le dijo con molestia y le mordió la oreja de manera juguetona algo tan típico en Beato, le gustaba jugar antes con su presa y tener el control, pero ahora su presa estaba débil y su dueña andaba transformándola si no la mataba antes iba a perder la oportunidad de regresar con un heredero.

-Como sea bastardo ahora necesitas sangre y tienes suerte te daré de la mía , mas no te acostumbres Erin que ahora no eres tanto mi prometida si no mi esclava mataré a quien te dejó esa mierda en el cuello nadie toca mi ganado... Añadió con molestia y tomó la estaca de hielo rasgando su muñeca. Miro de manera juguetona a Erin.-Ni creas que lameras mi piel tu no me tocas sin mi permiso...yo te daré de comer amor. Para que te recuperes y cumplas con tu deber... Sin decir más la chica tomó sangre de su muñeca y la introdujo en su boca se acercó de manera descarada al rostro de la albina y más que a su rostro a sus labios, dándole un beso el primer beso a su prometido. Obligando a que la contraria bebiera la sangre que solo los seres nocturnos obtenían en cada banquete, incluso después de que vertiera la sangre en su amada se tomó su tiempo para jugar con la lengua de la contraria y morderle los labios de manera cariñosa, finalizó y sonrío con picardía. -Que te pasa Kiel parece que el vampiro te comió la lengua… jajaja vamos con eso te repondras tenemos que salir de aquí y recuperar tu forma inicial , si no no me sirves para darme un hijo...

avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Dom Ago 13, 2017 9:07 pm

Erin no sabía exactamente que pensar sobre la situación en la que se veía inmiscuida dado que por un lado si fuese una enviada de Cartoon ya le habría matado aunque quizá su enemiga tenga un macabro gusto por hacer sufrir a las personas. Casi no podía moverse al tenerla sobre ella y le faltaba la fuerza aun por el coma y a su vez por la anestesia.   

La albina se veía en una situación precaria y su sonrisa maliciosa acompañada de sus fionas y lindas facciones no mejoraban en nada la escena, hasta hora pensaba como safarse de esta estando dispuesta  transformarse si era necesario aunque  no lo puede hacer tan seguido pues supone un desgaste sin embargo la situación cambio. Mientras sus ojos se llenaban de asombro escucho sus palabras. Su pasado finalmente le había alcanzado- eres…una de las asesinas de mi padre- dijo bajo tras oírla pero lo segundo que no razono bien le hizo arquear una ceja –infiel?- comento con clara duda sobre sus palabras –Tu gente asesina. Casi causan el apocalipsis…- comento y bufo mirándola fijamente a los ojos –gracias a ellos soy lo que ves. Perdí mi cuerpo y día a día sufro el rechazo de esta carne de homúnculo…- comento pero se quejó al sentir como incrustaba la fría daga en su torso  haciéndole sangrar levemente  manchando así la fría estaca de hielo.

La sangre de Erín estaba casi9 hirviendo y algo acida después de todo su  enemiga había hecho lo  predilecto para que esta padeciera un sufrimiento indescriptible que terminaría liquidándole. Cartoon quería saber cuánto sobreviviría para darle de su sangre y permitirle vivir bajo sus términos. Aunque ella no contaba con la aparición de Beatrice pensaba dejar sufrir a la albina hasta que esta rogara por piedad. Cada cierto día se dirigía a checarla. Ahora la peli violeta  algo indignada por las palabras de Erín dice que no está en condición de refutar alguna situación o tratar de saber quien era. Hizo una referencia a Pendragon por lo que la albina supo de inmediato que su familia estaba al tanto del conflicto donde se lio con el alma heroica- Aquello solo le hizo poner una expresión seria dado que fue algo doloroso lo que ocurrió en ese entonces aunque no había pasado demasiado tiempo desde ello.

La fémina se acercó a su oído. Erin estaba algo nerviosa pero tras escuchar su susurro abrió sus ojos tanto como pudo. Recuerdos venían a sui memoria. Kiel y zakiel entrenaban arduamente una tarde el manejo de las armas largas aunque claro eran de madera. Mientras entrenaban en el área de entrenamiento, un salón grande ovalado con todo lo que pudiesen necesitar, la puerta se abrió. Su padre iba con una niña a su lado la cual dijo se llamaba Beatrice. El  no les dijo que ella sería su prometida en ese momento por lo que los niños solo le vieron pero seguramente ella lo sabia. Zadkiel parecía demasiado animado con su presencia  pero Ezequiel se mantuvo algo distanciado mientras ellos hablaban solo respondiendo cosas cuando se las preguntaban cómo sus gustos o aficiones. Ezequiel se había criado algo  desconfiado por lo que no entablo un lazo directo con la niña. Recuerda que ese dia ella saboteo el robot de entrenamiento que les termino dando una paliza hasta que Ezequiel uso magia y le hizo pedazos sin embargo sus vidas peligraron. Por lo que sabía ella  iba varias veces y se encontraba con su hermano y aunque el les vio un par de veces no le dio relevancia. Si su memoria no le falla cuando  murió su hermano su padre le revelo que aquella joven seria su prometida. Por alguna extraña razón el joven, quizá por el shock, no relaciono el nombre con su rostro hasta este momento.

Sufrio una leve sobrexaltacion mientras sentía como esta mordía de forma juguetona su oreja –Be…Beatrice- dijo mientras le veía dwe reojo. Ahora le recordaba por completo y de echo  si que se parecía aunque algo más grande y bien formada. Ella escucho las palabras de Beato  tan rudas como si se tratase de su dueña aunque no sabía que la joven era un vampiro.

E3ntendia su vulnerable posición. Entendía por qué menciono a pendragon y entendía finalmente la palabra Infiel. Un helado escalofrió recorrió toda su espalda haciendo que olvidase por un momento el ardor en su cuello.  El pasado le había alcanzado y de una forma que jamás espero. Pronto escucho sus palabras sobre el darle sangre y le vio sin entender bien a que se refería pero beato  añadió que ahora le pertenecía y que era de su ganado. Entonces se volvió a quejar por el ardor en su cuello –No supe nada de ti cuando dejaste de ir a jugar con Zadkiel….- entonces comprendió las palabras de la chica. Tenía algo en el cuello el ardor y todo  seguramente había sido ghoulizada. Si era así moriría en poco tiempo pero la vampiresa sobre élla se cortó la muñeca mientras bebía su propia sangre diciendo que no le dejaría tocarla sin su permiso y que le daría de este líquido para que cumpliese con su deber. Eso es algo tonto no posee la fisionomía para hacerlo….se refiere al hijo que tendrían  o no sabía si tendría algún otro significado su referencia.

Pronto beato se acercó a la convaleciente albina que aún era presa del shock de su presencia y le beso dándole de su sangre directo en su boca. En un principio la albina se sorprendió pero termino cediendo al sentir la suavidad de sus labios y el sabor de su sangre que comenzaba a calmarla. Sur orbes rojizos estaban fijos en ella aunque diezmados y se dejó besar de una forma mas profunda sin entender por qué Beato lo hacía, Hasta donde  ella sabía tenía algo con Zadkiel pero ahí estaba besándola  podía sentir incluso un cariño y recordó que le dijo amor hace unos momentos. Acaso piensa completar el designio de sus familias…finalmente se separa de ella mientras un hilo de saliva las une e incluso muerde sus labios de forma traviesa algo que deja a Erín con la guardia totalmente baja.

El tiempo párecio detenerse y Erin miraba a la fémina que estaba sobre ell notando que era muy bella embriagada por el efecto de su sangre sobre su cuerpo. Sin que esta pudiera hacer nada un notorio sonrojo se dibujo en ella  Sentía como su corazón se relajaba mientras la oía hablar. De este modo quedo enmudecida hasta que ella dijo lo del hijo. -asi que eso era por lo que viniste. No planeo darle a mi padre un heredero además..- sonrió levemente- no poseo un cuerpo que me lo permita….recuperar mi forma original? Como seria eso posible de no ser por este cuerpo habría muerto…fui muy mal herido durante un conflicto. – le miro a los ojos- lo lamento Cherry no puedo cumplir tus deseos. Aunque me sorprende hasta donde sabia  mi padre quería matarme.- comento algo serio sin dejar de verla a los ojos recobrando su cordura aunque aun estaba atontada por la anestesia.

-Beatrice. Realmente solo viniste por órdenes de mi padre?- comento con intriga   aun mirándola con algo de melancolía recordando su niñez , tras  decir esto miro hacia lña puerta –Yo…lo lamento…- no sabía porque lo había dicho o a que se refería simplemente deseo decirlo. Una vez echo esto comenzó a respirar con tranquilidad e instintivamente se lamio los los labios sintiendo aun el beso de la contraria en ella.
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Lun Ago 14, 2017 1:09 am

Ciertamente el ver la expresión de la albina cuando nombró a Pendragon esa seriedad, hizo que Beatrice se molestará, ni siquiera  refutó ni hizo nada, aún sobre de ella de esa forma tan provocadora y dominante se sentía melancólica como si eso que llamaban felicidad y paz estuviese lejos ¿Por qué ambos hermanos eran tan diferentes? Era la pregunta que aparecía en la cabeza de la peli violeta, Zadkiel fue el primer amor de Beatrice porque era su confidente y el único varón que hizo que el corazón de la vampiresa saltase como loco, en cambio Kiel nunca hizo caso cuando ella estuvo presente, inclusive ahora con esa proximidad pareciera que era más diminuta que una hormiga ante esa mujer la cual continuaba con sus interrogantes aun sabiendo la identidad de la peli violeta. Antes de darle de su sangre nombró a Zadkiel a lo cual Beatrice hizo caso omiso de ese nombre, en el fondo de su corazón sabía que ese niño albino y de mirada feliz había muerto y que ya no quería perseguir fantasmas que la lastimasen eso le dijo Albert antes de morir y esa era por ahora su filosofía de vida.

Al finalizar su acto por “salvarle la vida” notó que el serio Ezequiel mostraba una actitud un poco más relajada a lo cual la peli violeta reía entre dientes. –Tienes tu corazón ¿eh? – Dijo mentalmente la joven notando ese sonrojar, algo que debía de admitir le parecía adorable y si ese efecto lograba un beso en ella, usando sus encantos lograría fastidiar a su prometido quien alegaba que no quería conexión con su familia a lo cual Beatrice torció la boca. – Kiel, querido… en efecto a eso vine por mi heredero… es una pena lo de tu cuerpo cariño, pero el acostarme con un hombre o una mujer no es impedimento para mí… así que no te salvas de esto cabrón – Le dedico una mirada furtiva al ver que ponía muchos pretextos para darle un heredero. –Tu padre en efecto quiere matarte pero aquí viene un trato entre tú y yo cariño, dame el heredero y fingiré tu muerte, serás libre… puedes ir con la amante que tengas y yo seguiré mi camino ¿Qué te parece? Si lo sé ya sé que no me toleras desde que arruinaba tus estúpidos entrenamientos y me la pasaba con tu hermano, pero puedo embriagarte en nuestra noche de bodas tomarás un elixir especial que no te devolverá tu cuerpo… pero te dará lo que no tienes para darme un heredero… y pum amor tu eres un hombre libre y tu padre deja de jodernos a ambos… - Le dijo extendiendo la mano como si quisiesen que cerrarán el trato, al ver que no la aproximaba alzó la ceja y sonrió de medio lado. –Vamos Kiel sé que esa pequeña muestra de mi amor te gustó, solo será una noche y cada quien por su lado, bueno antes de eso tenemos que arreglar tu problema de vampiros, porque me disculparás pero no me meto con el ganado de otro vampiro… -Hizo una mueca y se levantó de ella para quedar a un lado de la cama del hospital, se cruzó de brazos y lo siguiente que escuchó fue una disculpa algo que hizo que sonriera con un poco de melancolía.

-¿Lo dices por Pendragon, por irte o por otra cosa Kiel?… solo lo haces más difícil idiota – Pensó y volvió a su actitud juguetona. –Después tendrás que lamentarte ahora tenemos que encontrar a la perra que te lastimo y matarla antes de que te conviertas en  un ghoul, tu sangre de can nos ayuda… pero cuando la transformación finalice adiós perrita hola albina zombie… pff… traes muchos problemas Kiel mejor te diré Erin, si tu padre se entera nos matará a las dos… y suficientes problemas tengo con ese vejete – Seguía hablando demás pero no evito notar como se relamía los labios la albina, Beatrice dibujo una sonrisa sumamente burlona. –Traviesa Erin… si te portas bien y matamos a la perra que mordió te daré otro como premio fufufu… Ponte tu ropa y agarra tus armas Kiel, necesito vengarme de la zorra que te lastimo… claro no por celos, no me gusta que toquen lo que es mío- Finalizó con un pretexto pobre,   sacando un arma que llevaba en las medias que hacían juego con el traje de enfermera era una  Beretta M9 de corto alcance, que junto a su habilidad con el agua le ayudarían a darle caza a ese vampiro que acosaba a la albina.
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Mar Ago 15, 2017 1:03 pm

El dilema de pendragon es algo que la albina aun no puede sacar de su memoria. Muchas veces ha meditado sobre aquella noche  cuando enfrentaron a Lestard en el castillo de los Bamped. Sin darse cuenta había causado una incomodidad en Beato pero realmente jamás tuvo en cuenta esta situación. Que era Beato para kiel incluso ahora de grande se siente confundido respecto al tema de la fémina aun viéndola adulta con su cuerpo finamente esculpido y esa sonrisa picara que siempre la identifico  sin embargo algo resalto a la vista de Erin. Su ojo. Por qué tenía cubierto el ojo. Acaso lo habrá perdido o estará dejando  pasar algo importante respeto a la chica. Solo observo aquel parche en el rostro de la chica con suma curiosidad. Incluso antes de que esta le diera de su sangre nombro a su hermano pero a ella no pareció importarle en lo más mínimo.


Tras el intenso beso que recibió por parte de Beato kiel se mantenía algo pensativo después de todo era una situación que le había removido hasta los cimientos. Fue una sensación cálida y podía en cierto modo sentir los sentimientos de Beato o eso fue transmitido para su confusa reacción de ello pese a la muerte de Arthuria ese beso le había gustado.  Quizá sea porque estaba en frenesí sangriento  o quizá sea por el efecto seducción de la mujer e incluso existe la posibilidad de que sea algo más profundo. Sea como sea Kiel es de las personas que piensa mejor las cosas en solitario por lo que ahora no pensara propiamente en ello –No es relevante el si es hombre o mujer?- comento con cierta incredulidad e incertidumbre arqueando una ceja –Entonces eres una de esas chicas bisexuales?. Bueno siendo un vampiro realmente no me parece algo extraño sin embargo no es la relevancia de  que tenga o no pechos sino la carencia de algo lo que hace relevante este tema Beatrice-  comento  dado que ese comentario sobre la ambigüedad sexual no le había gustado tanto. Realmente era algo en cierto modo vergonzoso  por el hecho de que no quería propiamente hacerlo no por beato sino por su nuevo cuerpo y lo que desconoce del mismo. Beatrice es una mujer hermosa y si fuese varón no dudaría en acostarse con ella pero ese no era el caso ahora.


Beatrice comienza a hablar y a cada palabra que sale de sus labios kiel solo se siente más cabizbajo. Los sentimientos son una gran debilidad y aunque la albina busco siempre dejarlos de lado la nostalgia y la culpa parecían demasiado presentes este dia. Tras oírla miro a la ventana observando la noche mas haya y las nubes que cubrían la luz lunar  -No se trataba de que no te tolerara. No me desagradabas pero realmente jamás fui bueno  relacionándome con los demás- kiel cerró sus ojos un momento recordando uno de aquellos lejanos días. El  guardaba su espada de entrenamiento y solo se giró un poco para ver a Zadkiel hablando con Beato desde lejos. En ese momento tras ver a ambos demasiado animados  un sentimiento de incertidumbre le invadió. Admitía que Beatrice era adorable a su propio modo  pero cada que la tenía enfrente no sabía que decir o cómo hacerlo por lo que resultaba en la evasión directa de la situación. Cuando le comento aquello a su padre este le dijo que eran cosas bobas y tontas el aprecio y la necesidad de los demás y que si no buscaba dejar eso de lado seria débil.


-Yo…sentía algo de envidia por ustedes. Podían sonreír y hacer cosas comunes. Yo no….Nunca fui bueno con eso  solo podía hacer lo que me decía que hiciera y quizá eso me hace tan diferente de mi hermano. El hacia lo que sentía que debía hacer y yo no…- incluso en ese último momento  cuando estaban delante uno del otro Kiel debía hacer  lo que debía y eliminarle  pero por primera vez no lo hizo y se giró para atacar a su padre –Burlate si lo deseas Beatrice pero realmente jamás me caíste mal solo no sabía cómo interactuar contigo porque no eras predecible- sonrió levemente para si misma y le miro directo a los ojos –eras una granuja caótica fuera del sistema que creía. por lo que simplemente trataba de evadir la situación mas no porque me molestaras…- no de echo le hacía sentir algo raro que la misma Erín no sabría identificar. Alguien tan abismalmente contrario a su sistemática manera de ser alguien tan…libre en cierto modo. –Está bien si eso deseas me acostare contigo…- comento finalmente tras observar su mano pero no tomarla –beberé esa cosa que dices…pero deberás esperar a que sane. Mi salud en este cuerpo es algo delicada aunque no lo creas. La esencia del mismo me rechaza constantemente aunque disminuyo con la licantropía aun es latente.


Ella tenía razón quizá. El beso le había gustado quizá todo era demasiado confuso y la anestesia no ayudaba demasiado pero antes de poderle responder algo añadió la referencia su precaria situación con Cartoon. Beato se había levantado tras hacer una mueca y se había colocado junto a ella. Erin pensaba en todo lo sucedido hasta ese momento y por ello después de ver a Beato y oír parte de su sentir sumado a ese beso creía que la entendía un poco mejor que antes. Por esa razón se disculpó por todo. Era una disculpa general y alguien tan orgullosos como Erín el solo decirlo era un gran avance. En su vida no había pedido disculpas hasta ese momento. Por lo menos no de forma sincera aun así debía razonar y pensar bien sobre aquella disculpa pero sentía que Beatrice necesitaba escucharlo.  


Erín le veía de reojo y en eso miro a otro sitio realizando la acción de relamerse los labios pero esto no pasó desapercibido para beato quien de i9nmediato tomo una posición aventajada de la situación provocando un leve sobresalto en Erín quien se sentó de nuevo sonrojada pero con una especie de raro puchero de una adulta –Nada que ver solo…solo tengo sed dame agua  mejor- comento y bufo sonoramente sin embargo mientras se levantaba le vio de reojo sobre su hombro –Tienes problemas con mi padre?- pregunto dado que no lo imaginaba realmente  dado que fue el quien huyo no ella. Erin camino hasta su ropa y la levanto notando que estaba desgarrada casi toda –Esta bastante maltratada. Sugiero vayamos a mi  local para tomar  ropa nueva y trazar un plan. Cartoon es una asesina serial psicópata y por más que lo intento no logro recordar cómo fue que me venció…porque claramente no la derrote. Donde me duele  aun el cuello pese a tu sangre aunque menor….y no soy un perro- comentó casi reclamante ante sus palabras anteriores- tampoco me gustaría ser un zombi ciertamente por lo que apoyo tu plan…
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Mar Ago 15, 2017 7:16 pm

-Kiel sigue siendo como lo recuerdo: demasiado pensativo, serio, pretencioso, aunque cuando éramos mocosos solía ser un maldito misterio para mí. Ahora que lo recuerdo jamás con mis travesuras pude robarle una sonrisa y a Zadkiel lo botaba de la risa con mis ocurrencias. Aunque ahora eres una fémina aún conservas el misterio y la elegancia ¿cierto? – Se quedó mirando a la albina que mantenía abajó de ella y al notar que no podía apartar su mirada hizo una mueca y fijo su mirada en la ventana. Beatrice en cierto modo de niña quería demostrar que no solo sería la mujer de Zadkiel o Kiel, sino una amiga que duraría toda la vida, una compañera de combates y una amante que protegería a su prometido hasta la muerte, con Zadkiel pudo obtener que aprobará su existencia pero con Kiel, su indiferencia siempre lo tomó como un desagrado. No pudo evitar sonreír burlona ante la pregunta que de cierto modo se le hizo inocente por parte de Erin acerca de su orientación sexual. – ¿Soy bisexual?- Se quedó pensativa en realidad fingía estarlo no creía que eso fuera tan importante para su prometida. – He estado tanto con hombres como mujeres carnalmente Erin, jamás me gusta involucrar sentimientos si eso es lo que te preocupa. ¿Qué me gusta más? Sinceramente me da igual, siempre busco mi propio placer en estas cuestiones amor, quizás sea mi raza como dices vampírica o quizás un simple capricho por no mezclar nada… descuida lo de tu carencia como lo mencione lo resolveré. –Dicho esto le guiñó el ojo y continuó con su actitud calmada y despreocupada. Una parte de ella aseguraba que jamás Erin se iba a fijar en ella de ese modo, su frialdad mostrada de niño y la forma en que la miraba le hacía sentir que ella era menos que un servant y al igual que el padre de Kiel solo era un útero que cargaría con un niño, el hijo de un gran mago.

La chica de cabellos violetas no pudo evitar abrir los ojos de sorpresa al escuchar la confesión de la albina, realmente no la odiaba como ella siempre pensó. –Incluso sentía envidia… Kiel idiota ¿Por qué me dices eso? … - Pensó y bajo la mirada sonrojándose y sintiendo ahora un poco de compasión por la albina e incluso pudo sentir algo más al escuchar lo que ella pensaba de la contraria. Suspiró y volvió a fijar la mirada en orbes rojizos de Erin y no pudo evitar ocultar el brillo en su mirar cuando esta dijo que se acostaría con ella, a lo cual ella no dijo nada simplemente posó su mano en la mejilla de la albina acariciando esta con suma delicadeza y pasando su dedo pulgar por la comisura de los labios de la albina. Volvió a acercarse a ella y deposito un pequeño, fugaz beso en la comisura de sus labios esta vez sin ser tan brusca. –Gracias Erin, de verdad. Conozco la situación de tu cuerpo y te protegeré hasta que ese momento llegué, sé que soy una cabezota y a veces no sabes cómo tratarme, por ahora intentaré que eso no te aflija y que nos llevemos bien el tiempo que estemos juntas, claro por el bien de ambas – Le susurró y de nuevo se separó de la chica, sin antes mirar a un lado era la primera vez que actuaba con cierta ternura enfrente de su prometida.

La broma de la chica había surtido efecto y el ver a  Kiel sonrojada, la hizo volver a su forma burlona y esta continuó jodiendo a la contraria. –Claro que te daré agua amor, de mis labios… -Soltó una carcajada y le alcanzó uno de los vasos que se encontraban en los cajones, abriendo una de las botellas le sirvió y se lo acercó. –Mmm quizás el sabor del agua sea distinto ahora bueno en tu situación … - Se cruzó de brazos pensativa, como si quisiese calcular el tiempo que le restaba a la albina, pero sabía que el tiempo variaba de transformación entre individuo y otro, mordió su labio un tanto molesta ante tal situación y para acabarla Kiel preguntaba la relación de la peli violeta con su padre. –Digamos que la relación con mi suegro no es muy grata Kiel… es un vejete bastante estricto y por ahora no quiero problemas con él…- Menciono y sin querer intuitivamente se tocó el parche del ojo, volvió a mirar a otro lado para después regresar con su típica sonrisa que ocultaba sus problemas. Miró a la chica acercarse a su ropa, la cual casi estaba deshecha y esta sugiero ir a su local a lo cual la peli violeta guardó el arma en las medias, por ahora no obtendría venganza. -¿Local? – La miro con curiosidad y sonrió de medio lado. –Bueno mejor a tu sitio si te ven donde trabajo quizás te confundan con una prostituta, tranquila… soy cantinera. Se obtienen buenas propinas y desde que trabajo con el señor Takenawa me dio alojo en un cuarto que renta, es pequeño pero esta bien. Eso de servir bebidas se me da… embriagar a los clientes y coquetearles para una buena propina… ja… es pan comido, pero si tienes razón llévame a donde trabajas y planeamos algo contra la maldita zorra. – Concluyó y notó como a Erin la misma bata de hospital también estaba rota, suspiro y buscó en el carrito una chamarra negra de cuero la cual solía usar después de su “guardia en el hospital”. –Toma por mi culpa se te ve el pecho, apenas puedes moverte y no me agradaría que te resfriarás ahora en ese estado Kiel… - Se sonrojó y miró a otro lado. –Saldremos por la puerta principal fingiendo que te acaban de dar de alta y tus familiares te esperan, usaré la hipnosis para engañar a todos descuida… pff… por favor ya no hagas ningún estupidez… - Menciono algo extraño en ella ya que era la que actuaba a veces sin pensar, esperó a que Erin terminará de arreglarse para partir.  
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Mar Ago 15, 2017 10:59 pm

El tiempo parecía pasar demasiado lento en esa fría noche mientras Erín poco a poco recuperaba su fuerza. Si bien beato le había salvado al no ser la vampira que la mordió claramente solo sería por un tiempo. Ahora que sabía que la vampira Cartoon le mordió se imaginaba que susa días estarían contados dado que cada vez le haría menos efecto la sangre de Beato. Por ahora la chica seguía sobre ella y tras su pregunta pareció quedarse pensativa. Erin le vio  con suma intriga esperando la respuesta sin embargo cuando la obtuvo no sintió mucha complacencia frente a sus palabras. Lo pensó un poco y suspiro viéndola de reojo un tanto seria –Te da igual no involucrándote de forma sentimental entonces.- eso decía que quizá el acostarse con ella sería el mismo factor pero quien era ella para juzgarle algo después de todo lo que ha pasado. Solo suspiro aunque no sabía la razón aquellas palabras generaron incomodidad en ella  quien solo pensaba si realmente se había involucrado con tanta gente. –Lo entiendo entonces. Ciertamente el género sexual es ambiguo…- suspiro y cerro sus ojos –cuando existe una entrega da igual ese tipo de cosas…solo importa estar con alguien importante para ti- son las palabras que pendragon le dijo cuándo le vio en estado femenino tras darle un beso. Anteriormente no lo aprobaría pero ella le enseño que el género no importa realmente es solo una atadura social.


De niños ella le interesaba pero su padre le alejo de ello aquel día sin embargo hoy el verla ahí sobre el y después de sentir el rose de sus labios  algo nuevo sucedía. La albina no entendía bien pero era como si su  carbonizado corazón se renovara un poco aunque el imaginar que solo era un trabajo para ella le desplomo un poco. Su semblante estaba levemente decaído ante esto pero se recupero es un gran mago o por lo menos lo era debe mantenerse firme.


Tras la confesión de Erín esta se mantuvo en silencio. No sabía si le creería pero incluso Erín siempre le admiro en secreto porque pensaba que ella era libre de actuar y ser como desease. Un par de veces hablo con su guardián  e incluso este le sugirió que siguiera su corazón. Kiel lo recuerda bien el guardián de la niña era sin duda sabio aunque en esas épocas Kiel se negó a hacerlo este le dijo que algún día se daría cuenta del designio de sus propios deseos y desde ello lo pensó hasta que tomo el coraje de revelarse aquel día del enfrentamiento. Ahora viéndola recordó algo que había olvidado “Lady Beatrice es cálida pero se siente un poco sola kiel y ustedes pueden ser los únicos que podrían terminar eso” en ese entonces kiel pensó que no era necesario puesto que tenía a zadkiel y paso de ello. Porque venía esto a su mente solo para hacerle sentir más culpable. Tras pensar  entonces sintió la mano de la chica aunque era fría era muy suave y no pudo evitar cerrar sus ojos y abrir levemente la boca cuando acaricio su labio exhalando de forma profunda entonces entreabrió sus ojos al sentir los labios de Beatrice de nuevo con los suyos. Su corazón se aceleró y mil sensaciones le recorrieron en ese momento. Aunque fue un beso fugas logro alterarla de nuevo


Erin le vio cuando se incorporó y escucho sus palabras. Esta le protegería aunque en el fondo sabia o se imaginaba que era por la situación del heredero. La albina asintió  sin decir nada pues pensaba en demasiadas cosas en ese momento –No me agradezcas. Yo debo agradecerte. seguro nos llevaremos bien igual tratare de ser...mas expresiva- comento algo seria sin dejar de verla. No entendía porque lo hacía. Porque le besaba. Porque le importaba tanto un hijo suyo y porque no solo le mataba y ya. En cambio le ayudara a no morir en esta precaria situación. Lo que más le tenía confundida era el hecho de que pareció ver un sonrojo en ella hace unos momentos aunque por la oscuridad no sabría decirlo con exactitud. Aun la tenía junto a ella y esta se incorporó finalmente despegándose de la albina pero ya no la miraba.


Después cuando Erín se levantaba claramente fue presa de la broma de Beatrice la cual solo le miro de reojo notando como se reía –de tus labios eh!- no dijo más y se levantó viendo sedienta el agua y tras oírla lo razono un poco –Lo sé. Esta sed que siento es por su sangre….lo había olvidado el agua no me saciara- observo el agua un momento mientras veía a la chica pensativa. Cuantos días le quedaban o mejor dicho cuántas horas….no lo sabía pero ahora la atención de Beatrice estaba centrada en la pregunta acerca de su padre.  Ella dijo que jno quería lios con el sin embargo se tocó el parche tras ello  un detalle que Erin no dejo pasar por alto aunque por ahora no diría nada. –Lo mismo digo…- fue lo único que añadió frente a esta situación.


Erín camino hasta su ropa y escucho las palabras de Beato cuando seguía viendo si podía salvar algo de la misma. La albina le vio cuando repitió lo que había dicho con duda entonces escucho cada una de sus palabras -¿Prostituta?- eso fue demasiado severo  y lo primero que se le vino a la cabeza es que trabajaba en un tugurio. Aquello le hizo arquear una ceja y tensarse un poco. Beato completa la explicación aclarando que era cantinera y no solo eso que sabía despachar bien y seducía a los clientes para poder vender mejor. Erín guardo silencio mientras dejaba su ropa sintió algo de celos en ese momento pero pensó que no era nadie para sentirlos debía relajarse. Pero su semblante claramente cambio –Vives con él. Bueno no mas vivirás en mi casa  yo poseo una panadería y se vende el pan  sin necesidad de coquetearles a los clientes- se le veía ligeramente molesta  tras sus palabras y aquello fue algo muy directo. Erín ya le había dicho que viviría con ella la cuestión es si Beatrice aceptaría.


Beato tiene un detalle y ve que el pecho de la albina está expuesto aunque claramente Erín no parece darle demasiada importancia. Típico comportamiento masculino pero beato tomo una chamarra y se la ofreció. Erín arqueo una ceja al ver la acción y notar su sonrojo lo que pensó unos s segundos mientras tomaba la chamarra y tras ponérsela y algo de su pantalón  y botas le vio –No te sonrojes. Mi cuerpo  es como el tuyo…femenino- se vio el pecho y le miro de reojo- bueno si acaso poseo más busto pero son detalles menores Beatrice- asintió ante su plan y se preparó. La fémina tenía razón. Un resfrió resultaría mortal para ella en este momento –Si es así  vámonos no esperemos mas.  
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Beatrice Leamborck el Miér Ago 16, 2017 9:44 pm

Las palabras que ella comentó al final cuando ella comentó su bisexualidad, más bien dicho su indiferencia ante involucrarse sexualmente con alguien. La dejaron pensante la peli violeta se mantenía absorta en su cabeza. -¿Quieres ser alguien importante para mí Erin?-  Pensó y miró hacia otro lado, su sentir hacia Kiel era complicado desde niña, ella jugaba con Zadkiel y le contaba sus secretos más sin embargo siempre volteaba a ver con curiosidad a aquel niño que entrenaba con toda clase de armas, pensando si estaba cansado, tendría sed o hambre o simplemente necesitaba una amiga, de cierto modo se identifica con el albino que a diferencia de Zad no se le permitía sonreír, hablar más de lo necesario o tan siquiera pensar diferente a su familia. En esos momentos cuando lo miraba desde lejos Beatrice se preguntaba si él se encontraba atrapado como ella, casarse, comportarse, fingir una sonrisa y ser complaciente con su futuro marido. En la cabeza de la pequeña peli violeta había una confusión ya que pensaba que iba a casarse con ambos, no sabía de la batalla y al ver a ambos tan distinto, se propuso hacerlos feliz como su futura novia. Zadkiel fue su primer amor… pero Kiel sentía una profunda curiosidad por este enigmático chico, no sabía pero de grande se daría cuenta que el sentía lo mismo: él la envidiaba por su libertad característica y ella lo compadecía por su falta de ella, era una niña incrédula que creía tener el poder suficiente como para hacer felices a dos magos, los cuales poseían parte de su corazón desde temprana edad, más sin embargo la inexperiencia y la falta madurez de la chica no le hacían ver esto.  

Albert le dijo una vez: “Zadkiel es semejante a ti… ese enano burlón no sufrirá en la vida por lo risueño y hablador que es. Más sin embargo Kiel… ese  chiquillo me preocupa Beato quizás le falte una chica que le robe sonrisas como tú” a lo que la niña completamente sonrojada y con las mejillas infladas contestaba: “Albert idiota el jamás me verá de esa manera... que tonterías dices… el ve más importante los conjuros y las armas que a las personas”. –Que equivocada estaba… ¿verdad Albert?- Pensó contemplando a la chica albina ahora en lo que se había convertido su marido. –Quizás haga una excepción esta vez Kiel… - Pensó y miró hacia otro lado un tanto nerviosa, siempre Albert lograba que la chica no se perdiera en su egoísmo y que la depresión no la consumiera, a pesar de ya no estar en este mundo.  

Albert y Beatrice de niña:



Incluso Kiel prometió ser más expresivo, no pudo parar de reír cuando ella acepto recibir el agua de los labios de Beatrice,  ahora estaba más que segura que había cierta atracción entre ambas, Beatrice la había besado dos veces una para provocarla y otra en agradecimiento, la verdad es que la muy orgullosa tenía un capricho que quería cumplir: siempre quiso ser próxima a Kiel, más sin embargo el tiempo la familia no se los había permitido. No pudo evitar abrir sus ojos al ver un ataque de celos por parte de la albina, sonrió de una manera un tanto boba y se sonrojo al oír más que una petición una orden.

–Solo vivía en un cuarto ajeno a la casa del señor Takenawa…- Aclaró e intentó calmar ahora el nervio que ella sentía. – Sobre lo de vivir en tu panadería… - Se puso más roja y bajo la cabeza, era extraño que se doblegará ante alguien la chica que siempre le gustaba tener el control. –Me encantaría vivir contigo… - Volteo a verla de una manera dulce para después volver a su actitud normal. –Pero no quiero que tú te hagas cargo de todo, sé que sigues con la actitud masculina aunque poseas ese cuerpo. Más sin embargo quiero ayudarte con los gastos… seguiré de cantinera y ya no coquetearé si te molesta… - Infló los cachetes y miró a otro lado. –La verdad estaba ahorrando para comprarte algo… un estúpido libro de magia… bueno eso lo iba a hacer si nos llevábamos bien  -Al darse cuenta de que soltó algo que ocultaba negó con la cabeza. – Quiero decir esa era mi opción y material para bombas, verás en mi tiempo libre me gusta jugar con la química un poco… - Sacó la lengua e intentó mentir, la verdad sabía hacer bombas caceras pero esa no era la razón por la cual juntaba dinero, una era que nunca en su vida había trabajado y le gustaba ganar dinero por sí misma y la otra… bueno ya la había revelado.

Los comentarios sobre que ambas eran chicas, hacían parecer a Erin demasiado despreocupada seguía siendo un varón después de todo y el mostrar el pecho no era algo malo en ese género. –No me sonrojo porque nunca halla visto la anatomía de una fémina, sabes que lo he hecho… - Le aclaró con un tono irritado. –Es por otra razón… son pocas las que realmente me parecen hermosas, quizás reacciono así por eso… - Miró a otro lado y a continuación Kiel se escucha pretenciosa ante el tamaño  de pecho de ambas, a lo que ella arquea la ceja y sonríe altanera. –No seas presumida Erin, si son más grande tus pechos que los míos pero apuesto a que aún no sabes la magia que posee el ser una chica – Le guiñó el ojo y le sonríe traviesa. –Pronto te lo mostraré lobita… - Continua despreocupada y al ella ponerse su chamarra ella se le acerca y le sube el cierre para que no mostrará más de lo debido, en cierto modo la peli violeta era territorial y no le gustaba que mirasen lo que a ella le correspondía, quizás Erin no entendía su comportamiento, más sin embargo era una clase de celos como los que albina mostró anteriormente. Ya cuando estuvieron lista ambas, Beatrice tomó una silla de ruedas del pasillo e indico a Erin que se sentará. Iban a pasar por la puerta principal, Beatrice arrastraba la silla y nadie pareció prestarles atención una vez en la salida botaron la silla y la peli violeta tomó la mano de la albina obligándola a correr. -¡Somos libres Kiel!- Festejó sonriendo de una manera infantil y la lluvia comenzó a  caer en esa solitaria calle, a lo que Beato simplemente abrió los brazos agradecida dejándose empapar por la lluvia nocturna que les regalaba. Continuó tomando con fuerza la mano de la albina y corriendo como cuando eran niños, en eso recordó que iban para la panadería de la albina y sonrió un tanto despistada. –Es verdad amor… ¿Dónde queda el lugar donde me quedaré? Me la he pasado corriendo como idiota en una ciudad que no conozco en su totalidad…
avatar
Beatrice Leamborck
Vampiro ☿
Vampiro ☿

Mensajes : 22


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Erin Framboch el Jue Ago 17, 2017 12:01 pm

El momento en que la albina comento sobre la orientación sexual y lo que esta significaba para ella se tornó un momento algo complicado. Beato se había quedado pensando hace un momento y Kiel solo recordó algo que su madre le dijo una vez cuando supo que  tendría una prometida. Aun  en contra de los deseos de su padre. Está a diferencia de su padre era cálida y era el balance en las emociones de kiel aunque el jamás le conto sobre sus inquietudes acerca de Beato. En palabras de su madre existe el sexo y hacer el amor  pero lo segundo es lo más maravilloso y se hace con una persona que consideres especial para ti lo que le hizo preguntarse qué es beato para ella. No lo sabía no lo entendía los sentimientos de pertenencia son algo nuevo para ella y lo de Arthuria bueno ella tomo la iniciativa propiamente no Kiel. Este solo se dejo llevar aunque no entendía del todo lo que ocurría o sentía. Beatrice guardo silencio ante sus palabras y solo miro a otro sitio algo nerviosa mientras la albina no retiro su mirada de ella sonriendo para si misma sin demostrarlo. Realmente entendía un poco las palabras de su guardián Albert y en cierto modo se sentía un idiota por no saber desenvolverse con la  pelivioleta  ni ahora ni antes cuando la situación pudio ser diferente. No pudo evitar pensar en que habría sido si se hubiera acercado a ella antes o si se hubiese quedado a ser su marido. Aunque lo segundo hubiese sido condicionado por su padre. Lo cual seguro le habría hecho una peor persona quizá.

Pronto suspiro  pensando que no era momento de pensar en eso sino concentrarse en el ahora y el peculiar encuentro que acaba de tener con  Beatrice. Ahora solo pensaba en los besos que le había dado Beatrice. En el si sentía algo por ella o solo lo hacia por mera diversión como un niño que juega con su comida antes de degustarla. Pero Beatrice paresia ser la misma joven de siempre. Juguetona picara y traviesa. Aunque estos aspectos fueron los que siempre le llamaron la atención de ella por lo que tras oírla reir solo cerro sus ojos recordando el pasado cuando la oia reir de igual modo y esa risa aunque no lo creyera le ayudaba a entrenar cuando lo hacía. Quizá no debió hacerlo dado que no le sirvió de nada a fin de cuentas. Por andar pensando cosas extrañas no pudio evitar dejarse llevar por los celos aunque no estaban del todo fundados dado que no tenía ningún derecho a tenerlos solo cerro sus ojos de nuevo pensando. La misma Beatrice le había hecho referencia que  había tenido un sinnúmero de amantes y kiel solo ha tenido una. Aunque por el hecho de tenerla quien es para reclamarle y eso lo sentía muy pesado sobre sus hombros.    

Pensaba en la propuesta de Beatrice y realmente por extraño que parezca no deseaba se fuera. Por alguna razón se sentía vulnerable y que ella podría  salvarle aunque no sabía de que. Si de la vampira o de si misma. Su vida tras la muerte de pendragon iba en colapso solo cazando por venganza poniendo su vida en riesgo al punto de no poner atención sobre su salud misma lo que terminaría con su muerte pero después de todo. Es un Homúnculo cuanto más podrá vivir?. En algún momento deberá decirle a Beatrice que  morirá pronto irremediablemente. Al pensar esto no pudo percibir el sonrojo de Beatrice cuando le dijo que viviría ahora con ella sin embargo cuando esta respondió  su atención volvió a ella –Eso no importa. Mi casa es grande no es necesario vivas en un cuartucho cualquiera…- le vio notando ahora su sonrojo  y el como este aumentaba lo que la tomo algo por sorpresa. Será que se equivocaba respecto a ella. Ella aceptaba vivir con Erin a partir de ahiora   entonces su acompañante recobro su postura. Asi la albina escucho sus palabras  pero por alguna extraña razón no le era del todo como que la chica trabajase en aquel sitio –Puedes trabajar en la panadería. Se suponía yo debería mantenerte…- suspiro y se tapo la cara con la mano sin saber que pasaba con ella. Estaba algo extraña –esta bien…- comento para tratar de despejar ese carácter que recién mostraba. Un carácter desconocido para ella –Pero nada de coqueteos con los clientes….- le vio ya algo más tranquila. Erin noto como inflo los cachetes otro rasgo que  le asombro dado que solo la había visto ser así con zadkiel. Aquello reconfortaba en gran medida su corazón porque se daba cuenta de que  Beatrice no era una amenaza después de todo. En cambio parecía ser aun aquella joven de niños. Luego de oírla la albina bajo la cabeza sombreando un poco su mirada –Beatrice yo…ya me cuesta demasiado hacer magia.  Un conjuro sencillo me fatiga demasiado- suspiro con pesadez –Durante la batalla con  Lestard sobrecargue mis circuitos mágicos y los hice estallar… ahora de milagro puedo hacer magia y me fatiga demasiado por lo mal que están mis circuitos- quizá fue demasiado idiota dejando de lado el hecho de que la  chica estaba ahorrando para regalarle algo no importaba tanto si fuera un libro de magia o un libro de recetas de cocina la mujer se lo iba a regalar. Beato había intentado mentir pero Kiel se dio cuenta de ello. Cuando se dio cuenta de su error al no tomar en cuenta el echo del regalo le vio –No te preocupes.  Ya podrás regalarme algo después  de preferencia- tomo su saco rojo desgarrado –un nuevo saco….me gustaba este pero Cartoon lo hizo añicos- en ese momento le vio y pensó que podría también regalarle algo aunque quizá deba preguntarle a astolfo dado que jamás a regalado nada en su vida.  

Erín le vio sacar la lengua y tras esto no pudo evitar abrir los ojos y sonreír levemente. Se vio mona y algo graciosa por primera vez en mucho tiempo sentía la jovialidad de la felicidad y su rostro reflejo esto aunque de forma leve. Una sonrisa que Beatreice se había ganado  tras los eventos de esta noche –Ya te descubrí de todos modos de nada sirve mentir-

Después de que la albina hiciese la despreocupada referencia de su pecho y su desnudez Beatrice pareció irritarse un poco. La albina lo pudo notar en su tono de voz lo que la hizo mirarle tras que comenzara  a hablar –Así que admites que te sonrojaste.- dijo tras oir lo primero y se enderezo para quedar delante de ella más con lo que dijo después se sonrojo ella y miro a otro sitio –No…no soy hermoso o hermosa mas bien. Digo mi piel es demasiado pálida y sin chiste- tosió un poco y busco cambiar la conversación –Pero eso es otro tema Beatrice…- Erín se estaba poniendo su chamarra cuando escucho lo segundo y le vio algo asombrada. Podía notar la picardía en su mirada y sonrisa –¿De qué hablas?- se giró rápido sintiendo nervios –Que magia estas cosas no me dejan ver mis pies. Pelear o cocinar agusto- dijo refiriéndose a sus senos a lo que Beatrice se acercó y ayudo a cerrar su chamarra. Erín solo le veía y suspiro sin entender porque Beato era tan servicial y atenta con ella en cierto modo la albina sentía que no lo merecía. Así esta fue por una silla de ruedas y le pidió sentarse a lo que la albina obedeció. De hecho aún se sentía algo débil pero no lo diría por lo que la silla fue un gran detalle pronto tras usar su hipnosis ambas estaban fuera del hospital.


Solo saliendo eran y beato dejaron la silla  en una esquina y  ambas comenzaron a andar pero  cuando Erín iba a decirle a que dirección debían ir Beatrice tomo su mano gritando que eran libres y comenzó a correr jalándole de esta. Beatrice actuaba como una niña. Erín aunque se sentía cansada y débil trato de seguirle el paso dado que le parecía adorable su jovialidad y asi ponto comenzó a llover sobre las chicas. Beato parecía feliz y se mojaba y no paraba de correr mientras Erín apenas si podía seguirle el paso. Pronto la fémina se detuvo de golpe y erin apoyo una mano sobre su rodilla respirando y la escucho a lo que arqueo una ceja –Creía sabias donde vivo…- comento dado que en hospital poseen su registro. Teras tomar algo de aire y con  el agua recorriendo su rostro dándole un aspecto atractivo se incorporo y vio el nombre de la calle –No debe estar lejos de aquí. Vamos yo te guiare ahora- comento  de forma tranquila mientras ahora ella tomaba su mano fuerte aunque su corazón estaba acelerado y comenzaba a sentirse mal de nuevo. 
avatar
Erin Framboch
Híbrido ☿
Híbrido ☿

Mensajes : 23


Volver arriba Ir abajo

Re: La Coraza del Corazón Herido...[Beatrice]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.